Fort Bilss. El presidente Barack Obama declaró este martes que la misión de combate de Estados Unidos en Irak concluyó oficialmente, pero dijo que no daría una "vuelta de celebración" porque todavía hay mucho trabajo por hacer en el país.

Obama, agradeciendo a las tropas en Texas antes de pronunciar un discurso a la nación por la noche, dijo que Irak ahora tiene la oportunidad de crear un mejor futuro para sí mismo, y que Estados Unidos, como resultado, era más seguro.

"Quería venir a Fort Bliss principalmente para darles las gracias. Y decir, bienvenidos a casa", dijo a las tropas, que le respondieron con un tradicional grito militar.

"Voy a ofrecer un discurso a la nación esta noche (...) No vamos a tener una vuelta de celebración. No va a ser una ocasión para felicitarnos a nosotros mismos. Aún queda mucho trabajo y tenemos que asegurarnos de que Irak es un socio efectivo para nosotros", declaró el mandatario.

La Casa Blanca dice que la retirada de casi todos los soldados, excepto 50.000 efectivos, y la declaración del final de la fase de combate demuestra que Obama está cumpliendo su promesa electoral del 2008 de dejar Irak.

Obama espera que el mensaje llegue a los votantes antes de las elecciones del 2 de noviembre, en la que los demócratas tratarán de mantener su control en el Congreso.

Una encuesta de CBS News este mes mostró que el 72% de los estadounidenses ahora piensa que la pérdida de vidas de sus compatriotas no valió la pena.

Pero el alto desempleo y la desaceleración del crecimiento económico han eclipsado la guerra como el principal asunto en la mente de los votantes, como lo hizo la economía en 2008 cuando Obama derrotó al candidato republicano John McCain en la elección presidencial.

Ben Rhodes, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, dijo que Obama hablaría sobre la economía estadounidense, en el contexto de la retirada de Irak.

"Siente que es muy importante volver a concentrar los recursos que se han destinado al exterior en los últimos años para invertirlos en nuestra economía y nuestra competitividad a largo plazo aquí en casa", declaró Rhodes a periodistas a bordo del Air Force One.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, ofreció un anticipo sobre el tema económico en entrevistas realizadas más temprano con medios estadounidenses.

"La nación que él realmente quieren reconstruir es la nación en la que él vive, Estados Unidos de América", dijo Gibbs a la cadena de televisión ABC.

El discurso, que será ofrecido a las 20.00 hora local (0000 GMT), será el segundo de Obama desde el Salón Oval. El presidente usó el mismo lugar en junio para hablar sobre la respuesta de su Gobierno al derrame de crudo en el Golfo de México.

Durante su vuelo, Obama llamó al ex presidente George W. Bush, quien inició la guerra en el 2003.

Más de 4.400 soldados estadounidenses murieron en Irak desde la invasión liderada por Washington en el 2003 para derrocar a Saddam Hussein.

"Al Qaeda en Irak está golpeada, pero no vencida", dijo el secretario de Defensa Robert Gates el martes. "No es momento de desfiles prematuros de victoria o de felicitarse, por más que estemos orgullosos de lo que nuestras tropas y sus colegas en Irak han logrado", añadió.