Manila. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama dijo este jueves que podría tardar algunos meses para que Rusia, Irán y la elite gobernante de Siria acepten que no puede haber un fin a la guerra civil en Siria o una resolución política mientras el presidente Bashar al-Assad permanezca en el poder.

Obama dijo que Moscú y Teherán reconocen al grupo Estado Islámico como una "amenaza grave", pero los esfuerzos de Rusia en Siria están orientados a apuntalar a Assad.

"Lo esencial es que, no preveo una situación en la que podamos poner fin a la guerra civil en Siria mientras Assad permanezca en el poder", dijo a la prensa en Manila en el marco de la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (APEC).

"Lo que estamos haciendo con nuestros miembros de la coalición es reconocer que podría tardar algunos meses para que los rusos y los iraníes y francamente algunos miembros del Gobierno sirio y las élites gobernantes dentro del régimen reconozcan las verdades que acabo de exponer", agregó.

Rusia comenzó a realizar ataques aéreos en Siria a finales de septiembre. Moscú sostiene que su objetivo principal son los milicianos de Estado Islámico, pero la mayoría de sus bombas han caído previamente en territorio en poder de otros grupos que se oponen a su aliado Assad.

Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por los atentados de la semana pasada en París y por el derribo de un avión de pasajeros ruso sobre Egipto el mes pasado.

El presidente estadounidense también dijo que podría cerrar la prisión de Guantánamo en Cuba y mantener seguros a los estadounidenses, pero reconoció que se enfrentaría a una dura resistencia en el Congreso.