Brasilia. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo en una carta a su homólogo brasileño Luiz Inácio Lula da Silva que el acuerdo de canje de combustible nuclear con Irán crearía "confianza" en el mundo, según fragmentos del documento enviado hace 15 días.

Brasil, que medió con Turquía el acuerdo con Irán, alega que la carta de Obama inspiró a la mayoría de puntos de la Declaración de Teherán, por medio de la cual "la república islámica de Irán acuerda depositar 1.200 kilos de uranio levemente enriquecido" en Turquía.

El país recibiría a cambio 120 kilos de combustible para un reactor de investigaciones médicas localizado en la capital iraní.

Reuters tuvo acceso a fragmentos de la correspondencia enviada a Lula hace cerca de dos semanas y comparó algunos de sus puntos con el acuerdo firmado el lunes pasado.

En la misiva, Obama retoma los términos del acuerdo que el Grupo de Viena había propuesto el año pasado y cuyos principales elementos constan en el documento entre Brasil, Turquía e Irán.

"Desde nuestro punto de vista, una decisión de Irán de enviar 1.200 kilos de uranio levemente enriquecido fuera del país generaría confianza y disminuiría las tensiones regionales por medio de la reducción de las reservas iraníes" de uranio levemente enriquecido, sostuvo Obama, según el texto.

Luego del anuncio del acuerdo, Estados Unidos anunció que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China) concordaron un borrador de resolución con nuevas sanciones contra la república islámica.

"Observamos a Irán dar señales de flexibilidad al señor (Lula) y a otros, pero, formalmente, reitera una posición inaceptable por los canales oficiales de la IAEA (sigla en inglés para Agencia Internacional de Energía Atómica)", añadió el presidente estadounidense en la misiva.

Fecha límite. Según la Declaración de Teherán, Irán se compromete a notificar a la IAEA, por escrito, por medio de los canales oficiales, de su acuerdo con los términos del pacto hasta siete días después de la fecha del documento. Ese plazo expira el próximo lunes.

"Irán seguirá rechazando la propuesta de la IAEA e insiste en retener su uranio de bajo enriquecimiento en su propio territorio hasta la entrega del combustible nuclear", remarcó Obama en su carta.

Según la Declaración de Teherán, "la república islámica de Irán expresa estar lista para depositar su uranio levemente enriquecido dentro de un mes".

En la misiva, Obama manifestó también su preocupación ante la posibilidad de que Irán acumule en el plazo de un año las reservas necesarias para construir "dos o tres armas nucleares".

"Para iniciar un proceso diplomático constructivo, Irán necesita transmitir a la IAEA un compromiso constructivo, a través de los canales oficiales, cosa que no ha sido hecha hasta el momento. En tanto, insistiremos en la aprobación de sanciones", advirtió Obama.

Luego del anuncio del acuerdo mediado por Brasil y Turquía el lunes, autoridades iraníes dijeron que el país mantendrá sus actividades de enriquecimiento de uranio, a lo que se oponen Estados Unidos y otras potencias occidentales.

Occidente sospecha que el programa nuclear iraní tiene como objetivo construir armas nucleares, pero Teherán asegura que su propósito es la generación de electricidad para fines pacíficos.

Según autoridades de Estados Unidos, Irán habría manipulado a Brasil y Turquía para ganar tiempo y retrasar la imposición de nuevas sanciones.