Washington. El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió este jueves que el plan de un pastor de Florida de quemar copias del Corán el 11 de septiembre podría provocar atentados suicidas de Al Qaeda, mientras países asiáticos llamaron a Washington a evitar el acto.

"Esta es una bonanza de reclutamiento para Al Qaeda", dijo Obama en una entrevista con el programa "Good Morning America", de la cadena ABC.

"Puedes tener graves hechos de violencia en lugares como Pakistán o Afganistán. Esto podría incrementar el reclutamiento de individuos que estarían dispuestos a inmolarse en ciudades estadounidenses o en ciudades europeas", agregó.

Terry Jones, líder de una pequeña iglesia protestante en Gainesville, Florida, planea quemar el sábado copias del libro sagrado islámico en el noveno aniversario de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York y Washington.

Su amenaza causó alarma en todo el mundo y elevó las tensiones por el aniversario de los ataques del 11 de septiembre, que este año coincide con el festival musulmán Eid al-Fitr para celebrar el fin del mes de ayuno del Ramadán.

Estados Unidos también está convulsionado por un debate sobre la construcción de un centro islámico cerca del lugar en el que sucedieron los ataques en Manhattan.

India llamó este jueves a Estados Unidos a intervenir y evitar que Jones lleve a cabo su plan. El presidente de Indonesia, la nación musulmana con mayor población del mundo, exhortó a Obama a intervenir personalmente en el asunto.

"Esperamos que las autoridades estadounidenses tomen fuertes medidas para evitar que se cometa semejante atrocidad", indicó el ministro del Interior indio, Palaniappan Chidambaram, pidiendo a los medios que traten el tema con moderación y eviten mostrar imágenes de la quema del Corán.

En Yakarta, un colaborador del presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, dijo que le escribió a Obama pidiéndole que intervenga.

"El presidente Yudhoyono piensa que si esto es permitido, se perturbará la paz mundial", indicó a Reuters Heru Lelono.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, se sumó el jueves al pedido a Estados Unidos para que impida la quema de las copias del Corán y aseguró que este evento podría convertirse en un pretexto para más matanzas.

"Si esto pasa, dañará las relaciones entre las religiones, la comunicación humana y cultural entre las naciones", dijo Maliki en una reunión con el embajador estadounidense en Irak, James Jeffrey, y Lloyd Austin, comandante de soldados del país norteamericano, de acuerdo a un comunicado.

"Podría ser tomado por los fundamentalistas como un pretexto para realizar más matanzas y más matanzas de represalia", agregó.

Sin embargo, Obama dijo que había poco que hacer bajo la ley de su país para enfrentar al ministro, más que citarlo bajo medidas locales contra la quema pública.

Jones ha dicho que ve el acto de quema del Corán como una forma de enfrentar el terrorismo islámico, pero sus planes han sido condenados ampliamente por líderes religiosos, políticos y militares estadounidenses, que dicen que su proyecto causa una amenaza mayor al personal del Ejército en el exterior.

"Sólo espero que entienda que lo que está proponiendo hacer es completamente opuesto a nuestros valores como estadounidenses, que este país ha sido construido sobre las ideas de libertad religiosa y tolerancia religiosa", dijo Obama sobre Jones en "Good Morning America".

"Ya estamos viendo protestas contra los estadounidenses sólo por la simple amenaza que está haciendo", dijo el presidente, exhortando a Jones a escuchar "a esos buenos ángeles".

El general David Petraeus, comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán, dijo que el acto podría poner en peligro a sus soldados.

Las iglesias estadounidenses en Europa también dijeron que los cristianos que viven en países de mayoría musulmana podrían ser víctimas de represalias.

Advertencia de Interpol. La agencia internacional de policía Interpol advirtió a los gobiernos de todo el mundo este jueves que si sigue adelante el plan de un pastor estadounidense de quemar el Corán se podrían producir ataques terroristas.

"Si el pastor estadounidense cumple con su propuesta de quemar el Corán, existe una alta probabilidad de que ocurran violentos ataques contra personas inocentes", dijo Interpol en un comunicado, añadiendo que estaba actuando en parte a pedido de Pakistán.