Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, inició este lunes una gira europea que comienza por Irlanda, donde explorará sus raíces irlandesas en una ciudad en la que nació uno de sus ancestros.

Obama y su mujer, Michelle, despegaron de la Base de la Fuerza Aérea Andrews el domingo por la noche para un viaje de una semana de duración que incluirá paradas en Gran Bretaña, Francia y Polonia y que busca impulsar las relaciones con sus aliados.

Se prevé que Obama presione durante su viaje a los aliados de Estados Unidos para que ayuden a relanzar el movimiento de cambio democrático ofrecido por los levantamientos de la "primavera árabe" en Oriente Medio y el norte de Africa.

Pero el presidente comenzará con una nota nostálgica, visitando un país del que 37 millones de estadounidenses afirman tener ascendencia e irá a Moneygall, una tranquila localidad en la que nació su tatarabuelo, Falmouth Kearney, que era zapatero.

Vecinos de la localidad de 300 habitantes hicieron cola durante hasta seis horas la semana pasada para conseguir una entrada y ver al presidente, que ha sido rebautizado cariñosamente como "O'Bama" durante su estancia irlandesa. Se levantará una zona de exclusión alrededor de la ciudad el lunes y sólo la gente con entradas podrá pasar.

El padre de Obama, el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, es keniano y su madre es irlandesa-estadounidense.

Después de Irlanda, Obama viajará el martes a Gran Bretaña, donde será agasajado por la reina Isabel II en una cena de estado formal. Después asistirá a la cumbre del G-8 en Francia, antes de concluir su gira en Polonia, donde se reunirá con líderes del este de Europa.