Washington. “Como estadounidenses no estamos y nunca estaremos en guerra contra el Islam", afirmó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al conmemorarse el noveno aniversario del ataque contra las Torres Gemelas en Nueva York, donde murieron más de 2.700 personas.

El mandatario visitó este sábado el Pentágono, donde indicó que los terroristas "desearían separarnos, pero no cederemos a su odio y a su prejuicio".

Obama definió a Al Qaeda como una "lamentable banda de pervertidores de la religión" islámica.

Enfatizó que la mejor arma contra el terrorismo “es lo que nuestros adversarios más temen, es mantenernos firmes a lo que somos como estadunidenses", afirmó El Financiero citando a Notimex.

Agregó que por ello hay que "renovar el propósito de sentido común, pronunciar lo que define nuestro carácter como país, y no permitir que los actos de una pequeña banda de asesinos de inocentes y de cobardes en cuevas distorsionen lo que somos”.

Añadió que "somos una nación, un pueblo, unido no sólo por nuestra pena (en el noveno aniversario de los atentados), sino también por los ideales comunes”.

“Nuestra causa es justa, nuestro espíritu fuerte y nuestra voluntad inquebrantable", puntualizó.

Además del acto en el Pentágono, el vicepresidente Joe Biden y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se reunieron en la plaza de Manhattan; mientras que la esposa del presidente, Michelle Obama, y la ex primera dama Laura Bush, encabezaron un acto en Pennsylvania.