Lima, Andina. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, concedió una entrevista al diario venezolano El Universal en la que asegura que su gobierno está monitoreando de cerca las actividades de Irán con el régimen de Hugo Chávez.

"Aquí en el continente americano tomamos las actividades iraníes, incluyendo en Venezuela, sumamente en serio y continuaremos monitoreándolas de cerca”, manifestó.

La entrevista, la primera que concede a un medio venezolano, se realizó por escrito y en ella, el gobernante estadounidense afirma que los vínculos del gobierno de Venezuela con Irán y con Cuba no han beneficiado a este país sudamericano.

Asimismo, Obama manifestó su preocupación por las acciones del gobierno de Chávez que –afirma- han restringido los derechos del pueblo de Venezuela y amenazado los valores democráticos básicos, y dejando de contribuir con la seguridad en la región.

Por ejemplo, cuestionó las medidas destinadas a restringir la libertad de prensa y a erosionar la separación de poderes.

Lamentó, además, que el gobierno de Hugo Chávez no haya tenido interés de cooperar con Estados Unidos en asuntos de “interés mutuo”, como el combate al terrorismo y al narcotráfico.

“Es reprobable que el gobierno venezolano tenga normalmente más interés en retomar las batallas ideológicas del pasado que en mirar el futuro que podríamos crear para nuestros ciudadanos”, respondió.

Desde setiembre del 2008, Estados Unidos no tiene embajador en Caracas, y Venezuela tampoco lo tiene en Washington, producto de la última crisis diplomática que enfrentó a ambos países.

La crisis empezó cuando el gobierno de Hugo Chávez expulsó al país al embajador de Estados Unidos como un gesto de solidaridad hacia el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien había denunciado injerencia de Washington en los asuntos internos de su país.

Washington respondió con el mismo gesto y hasta el momento no cuentan con embajadores en el otro país.