El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló este martes por teléfono con el primer ministro belga, Charles Michel, para ofrecer sus condolencias y apoyo después de los ataques en Bruselas que provocaron la muerte de al menos 34 personas, dijo el martes la Casa Blanca.

"El presidente ratificó el firme apoyo de Estados Unidos a Bélgica y ofreció cualquier asistencia necesaria en la investigación de esos ataques y para llevar a los responsables ante la justicia", dijo la Casa Blanca.

Desde Cuba, donde se encuentra de visita este martes, el mandatario de EE.UU. hizo un llamado a que los países del mundo, en su conjunto, a que continuen luchando contra el flagelo del terrorismo, sin hacer distingos de razas o credos.

El mandatario norteamericano, que fue recibido en el escenario del Teatro Nacional de Danza Alicia Alonso, dijo que su país "estará siempre contra el terrorismo" y dijo que las plegarias y pensamientos de los estadounidenses estaban con los belgas.

* Con información de Télam y Reuters.