Bogotá. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prorrogó por año una orden ejecutiva que busca sofocar el financiamiento al narcotráfico en Colombia, pues su administración considera que los traficantes de droga del país sudamericano representan una amenaza “extraordinaria” para la seguridad de EE.UU.

Con la medida se bloquean todas las propiedades e intereses en Estados Unidos o en los territorios de los nacionales y extranjeros que juegan un papel clave en el tráfico de estupefacientes colombianos.

El mandatario estadounidense notificó este viernes a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, sobre la prórroga, que responde a la amenaza “inusual y extraordinaria” de los narcotraficantes colombianos, informó El Espectador citando a Efe.

Argumentó que éstos “continúan amenazando la seguridad nacional, la política exterior y la economía de Estados Unidos, y causan un nivel extremo de violencia, corrupción y daño en EE.UU. y el exterior”, por lo que “he determinado que es necesario mantener las presiones económicas”.