Santiago. “Seguramente todos estamos de acuerdo en que la democracia es más que una regla general y que la simple ostentación del poder no debería darle a ningún líder el derecho de suprimir los derechos de otros, y esos líderes deberían mantener el poder a través del consenso y no la coerción”.

La frase que corresponde al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es la idea fuerza que atravesó el esperado Discurso para las Américas efectuado en la capital chilena, una alocución que giró en torno a la defensa de la democracia y los derechos humanos en la región.

Es así como el presidente Obama fue claro al señalar que “nunca debemos renunciar a apoyar el derecho de las personas a determinar su propio futuro, y esto incluye al pueblo de Cuba”.

Para continuar indicando que “desde que asumí la presidencia, anuncié los cambios más significativos en décadas en la política hacia Cuba”.

Además, el mandatario manifestó que “la visión actual de Latinoamérica es de una región que avanza y se siente orgullosa de su progreso, y que está lista para asumir un rol de relevancia en el mundo”.

El jefe de Estado destacó que la “importancia será cada vez mayor para Estados Unidos, especialmente para nuestra economía”.

Sin embargo, en declaraciones difundidas por Voanews, Obama mencionó que existen áreas donde “debemos continuar avanzando en nuestra asociación, tales como son: el fortalecimiento de la democracia y los derechos humanos”.


También recordó que hace 60 años las Américas se unieron en torno a la Organización de Estados Americanos (OEA) y “declararon que una democracia representativa es una condición indispensable para la estabilidad y el desarrollo de la región”.

Obama, subrayó el ejemplo chileno de transición “que es posible una transición pacífica de la dictadura a la democracia”, un comentario que reconoció estaba realizando a “pocos pasos de donde Chile perdiera su democracia hace algunas décadas”.

“El crédito por el éxito de Chile, le pertenece al pueblo chileno, a su valentía, sacrificio y perseverancia”, por lo cual el mandatario afirmó que “no podría imaginar un mejor lugar para discutir esta nueva era de asociación que estados Unidos aspira, no sólo con Chile, sino a través de las Américas”, agregó el mandatario.