Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el encuentro que va a sostener el miércoles 13 de marzo en la capital norteamericana con el nuevo primer ministro de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk.

La visita subrayará el "fuerte" apoyo de Estados Unidos a la gente de Ucrania, la cual ha "demostrado un valor y resistencia alentadores a través de los tiempos recientes de crisis", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Obama y Yatsenyuk discutirán cómo encontrar una solución pacífica a la actual intervención militar de Rusia en Crimea, la cual respete la soberanía e integridad territorial ucraniana, dice el comunicado.

También analizarán el apoyo internacional para ayudar a Ucrania a enfrentar sus desafíos económicos y la importancia de unificar a Ucrania y de trabajar para lograr las aspiraciones de los ucranianos cuando se preparan para las elecciones presidenciales de mayo, agrega.

"(Obama) ha invitado al primer ministro ucraniano Yatsenyuk a que venga a la Casa Blanca el miércoles para demostrar aún más apoyo y para sostener consultas con él", dijo el asesor adjunto de Seguridad Nacional de Obama, Tony Blinken, al programa "Meet the Press" de la cadena de televisión NBC.

Blinken dijo que Obama ha estado reuniendo apoyo mundial para el nuevo gobierno ucraniano y que ha reunido un gran paquete de apoyo internacional.

"En términos de aislar a Rusia, lo que hemos visto como resultado del apoyo movilizado es que los mercados financieros en Rusia han registrado caídas, el rublo ha registrado caídas, los inversionistas se preguntan si deben involucrarse o no en Rusia debido a la inestabilidad", afirmó Blinken.

"Todo ello está teniendo un costo y una consecuencia reales", agregó.

Crimea, que alberga a la Flota del Mar Negro de Rusia, ha sido el epicentro de la crisis actual en Ucrania desde que el presidente ucraniano Viktor Yanukovych fue destituido por el Parlamento el 22 de febrero.

Rusia dijo el viernes que no desea una nueva Guerra Fría y que el Occidente y Moscú podrían buscar una base común para resolver la crisis ucrania por medio del diálogo.