Kabul. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, realizó el domingo el primer viaje de su presidencia a Afganistán, donde dijo que la campaña militar había hecho progresos pero que su par afgano Hamid Karzai aún tenía que abordar la corrupción.

El avión presidencial Air Force One aterrizó en la oscuridad en el campo aéreo de Bagram al norte de la capital afgana, y Obama fue llevado por helicóptero al palacio de Karzai en Kabul, donde fue saludado por el presidente afgano y una banda tocó el himno nacional de Estados Unidos.

Se trata de la primera visita a Afganistán de Obama desde que asumió la presidencia y se convirtió en comandante en jefe de las fuerzas estadounidenses. Durante la visita, el presidente de Estados Unidos, se reunió además con el gabinete afgano y el personal militar estadounidense.

"Quiero enviar un fuerte mensaje de que la sociedad entre Estados Unidos y Afganistán va a continuar. Ya hemos visto avances con respecto a la campaña militar contra el extremismo en la región", dijo Obama más tarde a Karzai frente a periodistas dentro del palacio.

"También queremos continuar haciendo avances en el buen Gobierno, el Estado de derecho, esfuerzos anticorrupción - todas esas cosas terminan produciendo un Afganistán que es más próspero, más seguro, independiente", agregó.

Karzai dijo que esperaba que "la sociedad continúe en el futuro hacia un Afganistán estable, fuerte, pacífico que pueda sostenerse a sí mismo, que pueda avanzar hacia el futuro".

Funcionarios estadounidenses dijeron que Obama presionaría a Karzai para que lance medidas enérgicas contra la corrupción y combata el tráfico de drogas.

Más tarde escuchará un resumen informativo del comandante de las fuerzas de Estados Unidos y de la OTAN en Afganistán, el general del Ejército Stanley McChrystal, y dará un discurso a las tropas estadounidenses.

El presidente dejó Washington el sábado por la noche. El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, hablando antes del viaje, dijo que Obama quería tener una "actualización en el terreno" sobre la guerra de parte de McChrystal y Karl Eikenberry, embajador de Estados Unidos.

El asesor de seguridad nacional, el general James Jones, dijo a periodistas en el Air Force One que Obama diría a Karzai que "en este segundo término hay ciertas cosas que él tiene que hacer como presidente de su país para combatir las cosas a las que no se ha prestado atención casi desde el día uno".

En diciembre, Obama ordenó el despliegue de 30.000 efectivos estadounidenses adicionales en Afganistán y estableció una meta de mediados del 2011 para empezar el retiro.

Cerca de un tercio han arribado hasta ahora, participando en una gran ofensiva en el sur del país el mes pasado.

La administración Obama ha tenido una relación irregular con Karzai durante los 14 meses del mandato de Obama, que alcanzó un punto bajo durante una disputa de tres meses por la elección afgana el año pasado.