Londres. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este jueves que no se aliviará la presión sobre el gobierno de Muammar Gaddafi y agregó que cree que, a la larga, el líder libio renunciará.

"Estoy absolutamente de acuerdo en que dado el progreso que se ha logrado en las últimas semanas, Gaddafi y su régimen tienen que entender que no habrá un aflojamiento de la presión que estamos aplicando", declaró en una conferencia junto al primer ministro británico, David Cameron.

"Mientras mantengamos el curso en el que estamos él (Gaddafi) a la larga va a renunciar", agregó.

Tanto Obama como Cameron renovaron la demanda de que Gaddafi abandone el poder.

"Creo que deberíamos aumentar esa presión (sobre el Gobierno libio) y de la parte británica vamos a considerar todas las opciones para aumentar esa presión", dijo Cameron.

"Es imposible imaginar un futuro para Libia con Gaddafi en el poder; debe irse", agregó.

Cameron también sostuvo que Gran Bretaña y Estados Unidos deben seguir asociados con Pakistán en la lucha contra el terrorismo. "Lejos de abandonarlos, tenemos que trabajar aún más de cerca con ellos", aseguró.