Washington. El candidato republicano Mitt Romney borró la ventaja que le llevaba el presidente demócrata Barack Obama en la carrera hacia la Casa Blanca en Estados Unidos, y ahora ambos aparecen empatados en la intención de voto, de acuerdo con un sondeo de Reuters/Ipsos publicado este martes.

Cuando faltan cuatro semanas para las elecciones del 6 de noviembre, Romney y Obama tienen un 45% de las preferencias cada uno, según la encuesta de seguimiento.

Obama tuvo una ligera ventaja en los sondeos durante buena parte de septiembre, pero Romney acortó la brecha tras su buen desempeño en el debate de la semana pasada.

El presidente demócrata aventajaba a Romney por dos puntos porcentuales en un sondeo publicado el domingo.

El sondeo refleja a un electorado dividido en partes casi iguales y a una economía vacilante, comentó el encuestador de Ipsos Cliff Young.

"Es una carrera mucho más reñida y Romney se volvió mucho más presidenciable ante los ojos de la gente", declaró Young. "Las cosas probablemente han vuelto a donde deberían estar", agregó.

La mejora de las posibilidades para Romney también ha quedado al descubierto en otros sondeos, después de que el ex gobernador de Massachusetts lanzó una agresiva crítica al historial económico de su rival durante un debate en Denver.

El sondeo por internet se hizo entre 1.157 posibles votantes del 5 al 9 de octubre y tiene un intervalo de credibilidad de +/- 3,3 puntos porcentuales.

Entre una muestra mayor de 1.370 votantes registrados, Obama lideró con 3 puntos porcentuales, con un 45% frente a un 42%.

La opinión personal de los votantes sobre Romney mejoró en una amplia gama de atributos tras el debate, según el sondeo.

Por un margen de un 38% frente a un 34%, los votantes registrados afirman ahora que es más probable que Romney sea más efectivo que Obama en Washington.

Los candidatos ahora están esencialmente empatados cuando se les pregunta a los electores cuál de los dos es más duro o más inteligente para el cargo, si tienen los valores apropiados y si protegerán los empleos estadounidenses. Previamente, Obama superaba a Romney en esas preguntas.

El mandatario aún es considerado más agradable, más elocuente y más empático que Romney por amplios márgenes.

Romney avanza en economía. Una ronda previa de sondeos Reuters/Ipsos halló que Romney ganó más terreno en las preguntas económicas, que fueron el foco del debate del miércoles.

En la semana que terminó el 30 de septiembre, Obama mantenía una ventaja de 4,3 puntos porcentuales en el ítem sobre cuál de los dos candidatos tenía un mejor plan para la economía.

Para el domingo, Romney ostentaba una ventaja de 4,6 puntos porcentuales en esa pregunta.

Sobre creación de empleos, Romney lleva una ventaja de 2,4 puntos porcentuales, con lo que borró la ventaja previa de Obama de 5,8 puntos porcentuales en dicho ítem.

Los malos números para Obama se verificaron pese a un informe mensual de empleo el viernes pasado que mostró que el desempleo cayó en septiembre a su menor nivel en casi cuatro años.

Al ser consultados sobre cuál candidato manejaría mejor el déficit presupuestario federal, Romney obtuvo una ventaja de 7,7 puntos porcentuales.

El liderato de Obama en impuestos cayó desde 10,5 puntos porcentuales a 4,9 puntos porcentuales. Su ventaja en seguridad social bajó de 12,4 puntos porcentuales a 6,7 puntos porcentuales.

El sondeo anterior se basó en una muestra de 1.689 posibles votantes, realizada en un período de siete días que terminó el domingo, y tiene un intervalo de credibilidad de 5,1 puntos porcentuales.