Buenos Aires. La central sindical del mayor puerto de granos de Argentina dijo este martes que iniciará una huelga y bloqueará las plantas procesadoras de la región desde el jueves si las empresas del sector no suben el salario mínimo de los trabajadores.

La medida de fuerza podría afectar las exportaciones de la zona de Rosario, de donde sale el 80%de los embarques de soja, maíz y trigo -y sus derivados- de Argentina, uno de los principales exportadores mundiales de alimentos.

"Pedimos un salario mínimo de aproximadamente 6.200 pesos (cerca de US$1.400). Si no hay respuestas por parte de las empresas, a partir de las 0 horas del jueves arranca la medida de fuerza", aseguró el secretario de prensa de la Confederación General del Trabajo (CGT) de San Lorenzo, Pablo Balmaceda.

La localidad de San Lorenzo forma parte del cordón agroindustrial de Rosario, uno de los más importantes del mundo, en el que tienen sus plantas firmas como Louis Dreyfus, Bunge, Cargill y Glencore.

La protesta añadiría dificultades a las firmas procesadoras y comercializadoras de granos, que a fin de esta semana deberán afrontar otra manifestación que afectará sus compras de materia prima, en momentos en que la recolección de soja y maíz -los principales cultivos del país- está en su momento de mayor actividad.

El mismo jueves, algunas de las más importantes asociaciones de agricultores de Argentina comenzarán una huelga comercial en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito rural de Argentina, en protesta contra un alza impositiva.

De todos modos, el representante sindical explicó que los trabajadores aún están negociando con las compañías exportadoras y que podrían alcanzar un acuerdo antes del jueves.

"Para hoy (martes) está prevista una reunión y mañana hay otra. Las negociaciones están abiertas", destacó Balmaceda.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja y de biodiésel -elaborado en base a la oleaginosa-, el segundo de maíz y uno de los más importantes de trigo.