Las centrales obreras ratificaron que el lunes se inicia una movilización en Asunción y el departamento Central ante la dilación del gobierno a la hora de disponer el reajuste del 15% en el salario mínimo, reclamado por el sector.

El grupo decidió retirarse de las instancias de diálogo con las autoridades y condenar la actitud del ministro de Hacienda, Dionisio Borda.

Los detalles de la protesta, como el horario y los puntos de concentración, serán definidos en una reunión entre dirigentes prevista para este viernes, señaló Bernardo Rojas, de la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A).

Además adelantó que el lunes la movilización se desarrollará en Asunción y los alrededores y los siguientes días se extenderá hacia el interior.

“Hemos resuelto levantar la mesa de diálogo y condenar la actitud del ministro de Hacienda”, manifestó.

Rojas acusó a Dionisio Borda de trabar el reajuste salarial solicitado por las centrales obreras.

En tanto aseguró que el secretario de Estado es un mentiroso al afirmar que aún no se presentó formalmente el pedido de aumento.

“Es un mentiroso. El 26 de enero presentamos la nota al presidente Lugo, quien nos dijo que al siguiente día iba a remitir al Consejo de Ministros”, refirió.

Finalmente, el grupo de secretarios de Estado trasladó el tema al ministro de Hacienda, y este a su vez volvió a pasar el asunto al Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasam), indicó.

“Esto ya es una joda, una irresponsabilidad. No sé si este señor (Borda) hace esta maniobra para frenar todo. Le acusamos de ser el obstáculo en nuestro pedido”, manifestó el dirigente de la CUT-A. Asimismo aseveró que Dionisio Borda “anda en el vyrorei (en las cosas sin importancia)”.

Rojas ratificó que aunque la solicitud formal fue del 15%, el sueldo mínimo debe subir 20%, debido a los reajustes en el combustible y los precios de la canasta familiar.

Recordó que el salario básico se reajustó por última vez en abril del año pasado. “Ya en un año perdimos todo lo que ganamos, ese 10% y más”, afirmó.

El pasado martes, el ministro de Hacienda, Dionisio Borda, aseguró que el gobierno aún no analiza el incremento salarial pedido por los obreros, debido a que la solicitud no se realizó formalmente.