Puerto Príncipe. La comunidad internacional dio este lunes su bendición a la segunda ronda presidencial en Haití e instó a los haitianos a esperar con calma los primeros resultados previstos para la semana del 28 de marzo para asegurar un desenlace creíble y transparente.

A pesar de algunos incidentes aislados de violencia que causaron la muerte de al menos dos personas, la votación del domingo fue en general pacífica en el Estado caribeño, uno de los más pobres del mundo, donde las elecciones se ven a menudo empañadas por disturbios.

Naciones Unidas, la Unión Europea y observadores de la Organización de Estados Americanos y de la Comunidad del Caribe también elogiaron la segunda ronda de las elecciones como una mejora importante sobre la turbulenta primera ronda celebrada el 28 de noviembre.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, felicitó a Haití por "la conducta exitosa" en las elecciones del domingo.

Los resultados preliminares oficiales de la segunda vuelta entre el cantante Michel Martelly y la ex primera dama Mirlande Manigat se esperan para el 31 de marzo, y los resultados definitivos después de la resolución de cualquier problema legal, serán anunciados el 16 de abril.

La larga espera por los resultados ha aumentado los temores de que la impaciencia y anticipadas aclamaciones de victoria de los candidatos rivales generen protestas callejeras y enfrentamientos en el inestable país, que aún lucha por recuperarse de un devastador terremoto del 2010.

La larga espera por los resultados ha aumentado los temores de que la impaciencia y anticipadas aclamaciones de victoria de los candidatos rivales generen protestas callejeras y enfrentamientos en el inestable país, que aún lucha por recuperarse de un devastador terremoto del 2010.

Las autoridades electorales de Haití han prohibido las manifestaciones públicas de los partidos de los candidatos y sus seguidores hasta que se anuncien los resultados oficiales.

Las últimas encuestas de opinión habían mostrado que Martelly, de 50 años, un recién llegado a la política y estrella de la música konpa de Haití que realizó una campaña con una enérgica promesa de cambio, aventaja por varios puntos porcentuales a su rival más experimentada Manigat, una profesora de derecho de 70 años.

El partido de Martelly dijo en una conferencia de prensa que su análisis de la votación indicaba que su candidato estaba liderando el comicio, pero no dio cifras. Manigat y su campaña expresaron confianza en su victoria.

"Futuro en juego". Alabando las mayormente pacíficas elecciones del domingo, la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah) apeló a los campos de Manigat y Martelly y sus partidarios para que muestren paciencia y moderación al esperar los resultados.

"El futuro del país está en juego", declaró en un comunicado.

Los observadores seguirán de cerca el proceso de recuento de votos para intentar evitar el caos que asoló la primera ronda el 28 de noviembre, que se disolvió entre denuncias de fraude y días de disturbios que paralizaron al empobrecido país, que también ha sufrido una severa epidemia de cólera.

Las sinuosas calles de Puerto Príncipe, muchas aún cubiertas con los escombros del devastador terremoto del año pasado, estaban en calma el lunes.

Microbuses de brillantes colores transportaban pasajeros al trabajo y vendedores llevaban mercancías en la cabeza o desplegaban puestos callejeros de alimentos, ropas y otros productos.

Algunos haitianos parecían estar cautelosamente esperanzados de que esta elección logre finalmente establecer un liderago y Gobierno estables para administrar los miles de millones de dólares en ayuda prometida por el terremoto.