Lima. El proceso judicial por el pago de sobornos de la empresa Odebrecht a funcionarios peruanos será el primer caso visto por el Sistema Nacional Anticorrupción, que inicia funciones el 1 de abril próximo, informó el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez.

Ratificó que la Sala Penal Nacional no desaparecerá, sino que  se delimitarán sus competencias.

“Los procesos que ve la Sala Penal Nacional serán transferidos al Sistema Nacional de Justicia Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, como el caso Odebrecht, que será el primero, y los jueces estaremos a la altura de lo que el país demanda: impartir justicia”, refirió.

El titular del Poder Judicial dijo que ya se encuentra completa la nómina de los 14 jueces que serán parte de este nuevo sistema judicial nacional, empero evitó dar detalles de la misma, debido a que se encuentra pasando un último filtro de evaluación.

Afirmó que dichos magistrados tienen un perfil profesional intachable y han sido seleccionados por su capacidad intelectual.

“Los jueces que formarán parte del sistema anticorrupción son personas idóneas, seleccionadas con rigurosidad. No los estamos llamando por amistad, sino por su ejecutoria de vida profesional en la judicatura, y no tienen sanciones en Ocma ni una mala imagen”, expresó.

Rodríguez señaló que la Sala Penal Nacional funcionará de manera independiente al sistema nacional y se abocará a resolver procesos relacionados a delitos de lesa humanidad, de crimen organizado que tengan envergadura nacional.