Quito, Xinhua. La Organización de Estados Americanos (OEA) firmó este martes un acuerdo con el Consejo Nacional Electoral de Ecuador (CNE) para vigilar la transparencia de las elecciones presidenciales y legislativas que se celebrarán el próximo 17 de febrero en el país sudamericano.

El acuerdo fue suscrito en Quito entre el presidente del CNE, Domingo Paredes, y el jefe de la misión de la OEA, el ex vicepresidente de República Dominicana, Rafael Alburquerque.

La misión está integrada por 80 observadores quienes comenzaron a llegar la víspera y se completará en la primera semana de febrero, dijo Alburquerque a los periodistas tras indicar que la delegación tendrá autonomía e independencia para su trabajo.

"Estaremos en contacto con el Consejo Electoral, pero además, con todos los candidatos a la Presidencia para recoger sus observaciones. Los primeros días del mes de febrero tendremos 80 observadores in situ", indicó.

El acuerdo firmado contempla garantías especiales para la misión internacional, así como todas las facilidades para el libre desplazamiento y movilidad en todo el territorio ecuatoriano y el pleno acceso a los órganos electorales que tienen a su cargo la recepción y escrutinio.

Alburquerque agregó que su labor incluye reuniones con los ocho candidatos a la Presidencia del país, entre ellos, el actual mandatario Rafael Correa, quien buscará la reelección.

Asimismo, encuentros con actores políticos para conocer sus inquietudes sobre el proceso electoral.

La misión de la OEA permanecerá en el país hasta cuatro días después de los comicios, en los que también se renovará la Asamblea Nacional (Congreso).

El presidente del CNE, Domingo Paredes, afirmó que la presencia de la OEA permitirá transparentar el proceso electoral, aunque inicialmente no se invitó a ese organismo para ser observador.

Paredes sostuvo que las críticas de grupos políticos y de oposición al gobierno por no invitar a la OEA, llevó al CNE a cursar una invitación formal a este organismo a través de la Cancillería.

"La presencia masiva de observadores y de los partidos es fundamental para fortalecer la democracia", dijo Paredes.

Aseguró que para estas elecciones se contará con una red internacional de observadores que "van a dar garantía del proceso y de la fe pública que ampara al organismo en la realización del proceso electoral".

Además de la OEA vigilarán los comicios ecuatorianos misiones de observadores del Parlamento Andino, de la Unión de Naciones Sudamericana (Unasur), de la Unión de Países Africanos, de países del sureste asiático y de la Fundación Carter.