La Organización de Estados Americanos (OEA) celebró este 30 de abril su 70 aniversario con un llamado de su secretario general, el uruguayo Luis Almagro, a "no ser permisivos con formas autoritarias" de Gobierno.

"Debemos actuar a la altura de la Carta y los principios contenidos en la Carta Democrática Interamericana. Debemos aspirar a una OEA más unida", dijo Almagro en un consejo permanente extraordinario convocado en la sede la organización, en Washington, con motivo del cumpleaños.

"Queremos una OEA que luche por los valores democráticos y los derechos humanos y que no sea permisiva a formas autoritarias e inclusive dictatoriales de Gobierno", añadió Almagro, en un momento en el que la organización retoma la situación en Venezuela, tras meses en los que ha cedido al Grupo de Lima el liderazgo en el tema.

Horas después de la celebración del cumpleaños estaba previsto hoy un consejo permanente extraordinario sobre la situación humanitaria en Venezuela y su impacto en los países de la región. La semana que viene, además, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, hablará en la OEA con Venezuela como tema destacado.

El Gobierno de Nicolás Maduro, por su parte, inició hace un año –el 28 de abril de 2017- el proceso para abandonar la organización ante la presión allí sobre él de un grupo de 14 países, liderados por Estados Unidos y México. Su salida, salvo decisión contraria del país, tendrá efecto en un año.

Carta Democrática Interamericana de Bogotá. El 30 de abril de 1948, 21 estados firmaron en Bogotá la Carta Democrática Interamericana. Actualmente es la única organización en la que están presentes los 35 países del continente americano. Cuba, que fue excluida en 1962 por su alineamiento con el bloque comunista, no ha pedido sin embargo nunca que se reactive su membresía tras ser readmitida en 2009.

El Gobierno de Nicolás Maduro, por su parte, inició hace un año –el 28 de abril de 2017- el proceso para abandonar la organización ante la presión allí sobre él de un grupo de 14 países, liderados por Estados Unidos y México. Su salida, salvo decisión contraria del país, tendrá efecto en un año.

La OEA fue fundada con el objetivo de lograr en sus Estados miembro "un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia".

Almagro defendió que la "resilencia" de la organización tras 70 años es la prueba de su efectividad. "Habla a favor del multilateralismo genuino", dijo, y es "símbolo de que el diálogo y la diplomacia son necesarios y de que valen la pena".