EE.UU. El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ratificó su reconocimiento a los resultados de las elecciones presidenciales de Ecuador en los que se impuso el postulante de Alianza PAIS, Lenín Moreno, y mencionó que las denuncias sobre supuestas irregularidades, que alega la oposición, deben estar "basadas en rigor técnico".

Al final de una cumbre de marketing política en Miami, al responder preguntas de los presentes, Almagro recordó que una misión de la OEA fue invitada por el Consejo Nacional Electoral para que observara el desarrollo de los comicios en primera y segunda vuelta.

“La misión de observación electoral de la OEA estuvo allí, fue fundamental en base a nuestro conteo rápido para asegurar la segunda vuelta y para dar tranquilidad y estabilidad a todo el proceso electoral (…) La OEA también observó la segunda vuelta el conteo rápido dio ganador al presidente electo Lenín Moreno”, puntualizó.  

Precisó que la misión del organismo se mantiene aún en Ecuador y ha verificado las objeciones e impugnaciones de la organización perdedora, el movimiento CREO, que auspició la candidatura de Guillermo Lasso.   

Lasso perdió las elecciones al alcanzar el 48,85% de sufragios frente al 51,15% de Lenín Moreno. Lasso se había proclamado ganador en base a una encuesta realizada a salida d eurnas (exit poll) de la empresa Cedatos, que le daba casi seis puntos sobre su contendiente.

“La misión de observación electoral de la OEA estuvo allí, fue fundamental en base a nuestro conteo rápido para asegurar la segunda vuelta y para dar tranquilidad y estabilidad a todo el proceso electoral", dijo Almagro.

Almagro recalcó que las impugnaciones tampoco han alterado el resultado oficial, que coincide con el conteo rápido de la organización.  Dijo que se pidió el reconteo general y la OEA fue a ese conteo y ha seguido cada una de las denuncias con rigor.

En ese sentido, hizo hincapié en que las denuncias y los procedimientos de impugnación deben estar siempre respaldados en datos técnicos y en la precisión de los mismos.

“Eso es en lo que los sistemas electorales se fijan y eso es lo que la OEA especialmente tiene en cuenta”, sostuvo al recalcar que los procesos electorales – y las denuncias- deben basarse en el rigor técnico.  

El secretario general de la OEA hizo un llamado a los actores políticos y a la ciudadanía para que encuentren fuerza en el diálogo, con respeto a las posiciones políticas, a las que calificó de “indispensables”. "El mensaje es que todos los actores políticos y la ciudadanía piensen en La Paz y la tranquilidad de Ecuador", concluyó.

Sin irregularidades. Almagro felicitó el 3 de abril, un día después de las elecciones, al presidente electo, Lenín Moreno.

Ese mismo dia, en Quito, Leonel Fernández, Jefe de Misión de OEA, manifestó que no detectaron irregularidades en el proceso electoral y que tampoco encontraron discrepancias entre los resultados recolectados por sus observadores en las Juntas Receptoras del Voto y las actas publicadas por el Consejo Nacional Electoral.

Fernández aseguró que no se pudo constatar un “cúmulo de irregularidades o de actividades fraudulentas que pudiesen alterar los resultados”.

Y que son las autoridades electorales las llamadas a determinar irregularidades de acuerdo a las pruebas que se presenten, y que por ello, a la Misión de Observación no le corresponde establecer si hubo o no fraude, como alega la oposición.