México DF. La Organización de Estados Americanos (OEA) instó a los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua a retirar sus fuerzas de seguridad de un río fronterizo en conflicto y a retomar el diálogo para resolver sus diferencias, informó el sábado el organismo.

Una resolución del Consejo Permanente de la OEA, publicada en su sitio de internet, señaló que con el fin de generar un clima propicio para el diálogo, ambas naciones deben "evitar la presencia de fuerzas armadas o de seguridad en el área donde su presencia podría generar tensión".

El consejo invocó además a "retomar de inmediato las conversaciones sobre aspectos relacionados con la demarcación de la línea fronteriza realizados hasta la fecha, conforme a los tratados y laudos existentes".

La resolución -aprobada por 22 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones- pidió que el proceso de diálogo se inicie de manera simultánea y sin dilación.

Costa Rica había denunciado supuestas incursiones en su territorio por parte de soldados de Nicaragua después de que este país iniciara operaciones de dragado del río San Juan, sobre el cual tiene soberanía.

A su vez, Nicaragua se quejó porque su vecino, que no tiene Ejército, envió decenas de policías a la frontera.

La resolución se da luego de la visita que realizó la semana pasada el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, para entrevistarse con los presidentes de ambos países con el fin de mediar en la disputa.

El gobierno de Costa Rica había pedido la intervención de la OEA, pero Nicaragua respondió que este organismo no tiene potestad para dirimir conflictos de límites, por lo que ambos países centroamericanos deberían resolverlo bilateralmente o acudir nuevamente a la Corte Internacional de La Haya.

El tribunal internacional ratificó el año pasado la soberanía de Nicaragua sobre el río, pero estableció derechos de Costa Rica para navegar en parte de él para asuntos comerciales con la supervisión de autoridades nicaragüenses.