La OEA "respeta cabalmente" la decisión de las autoridades de Venezuela sobre la postergación de la jura del presidente Hugo Chávez, y considera "resuelto" el tema y "agotadas" las instancias internas, aseguró el secretario general de la organización, el chileno José Miguel Insulza.

En declaraciones formuladas en Santiago de Chile y reproducidas a través de en un comunicado, Insulza afirmó que la OEA "respeta cabalmente, como no podía ser de otra forma, la decisión tomada por los poderes constitucionales de Venezuela con respecto a la toma de posesión del presidente de ese país".

"El tema ha sido ya resuelto por los tres poderes del Estado. Lo planteó el Ejecutivo, lo consideró el Legislativo y lo resolvió el Judicial", recalcó, y juzgó por eso que "las instancias están agotadas y por lo tanto el proceso que se llevará a cabo en ese país es el que han decidido los tres poderes".

La toma de postura es la primera que se conoce desde que, a comienzos de semana, la oposición venezolana apelara a la OEA para protestar por la ausencia de Chávez al que debió ser el acto de asunción de su nuevo mandato, situación que para la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) representaba una "alteración del orden constitucional".

Otras organizaciones de venezolanos residentes en Estados Unidos también le pidieron a Washington que pida la aplicación a Venezuela de la Carta Democrática Interamericana, pero el gobierno de Barack Obama no respondió a ese pedido y dijo varias veces que se trata de un proceso que deben resolver los propios venezolanos.

Insulza subrayó que la OEA debe intervenir "cuando hay crisis institucional entre los poderes de un Estado", algo que, afirmó, no se da en el actual caso de Venezuela.

"Acá no falta que ningún poder del Estado se pronuncie sobre el tema", aseveró y subrayó que es "su prerrogativa" la forma en que "interpretan" la Constitución propia.