El senador del partido boliviano Convergencia Nacional (CN), Marcelo Antezana, afirmó que el utilizar sólo el 30% de las aguas es admitir que el Silala es un río internacional, posición que la administración de Evo Morales la rechaza, y que de ser así, Chile estaría en su derecho para utilizar la mitad del recurso.

“Hay que analizar los motivos en cuanto al uso del 30% que se anunció. Si nosotros estamos convencidos de que tenemos soberanía plena sobre las aguas del Silala, tenemos el derecho de usar el 100% y no el 30%. Cualquier porcentaje, al margen del 100%, que se negocie sería un craso error, ya que se estaría reconociendo que son aguas internacionales. Bolivia tiene soberanía plena de las aguas y, por lo tanto, no se debe hablar de porcentajes”, afirmó el también militar retirado.

En la misma línea, el jefe de bancada de Convergencia Nacional (CN) en diputados, Osney Martínez, calificó como “errónea” la política del oficialismo sobre el uso de las aguas del Silala. “Es un recurso que nace en Bolivia y que no son aguas internacionales. Por lo tanto, debemos hacer proyectos para utilizar el 100% de las aguas y no sólo un porcentaje. Eso sería un error”, cuestionó.

El lunes, el gobernador de Potosí, Félix González, adelantó a La Razón que en dos meses se efectuarán dos proyectos para utilizar las aguas del Silala. Uno es la instalación de una granja piscícola y el otro es la construcción de una represa. Los emprendimientos serán ejecutados en coordinación con el gobierno en el afán de reivindicar la soberanía sobre las aguas del manantial. La autoridad departamental afirmó que este plan creará un efecto de presión en el gobierno de Chile.

Versión. Por su parte, el oficialismo apoyó la decisión de la autoridad potosina de utilizar el 30% de las aguas del Silala. Asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS), empero, pidieron que Bolivia utilice la totalidad del recurso hídrico.

La subjefa del MAS en diputados y representante de Potosí, Emiliana Aiza, apoyó la iniciativa y explicó, además, que la “idea final” es utilizar el 100% de las aguas del Silala.

“Estamos en emergencia por las aguas del Silala. Ya creamos la comisión y visitamos la zona, ahora debemos ejecutar los proyectos para sentar soberanía sobre las aguas (de Silala), que a futuro y con diferentes estudios se podrá utilizar la totalidad de las aguas”, expresó Aiza.

El 28 de abril, la diputada oficialista chilena del partido Unión Democrática Independiente (UDI), Mónica Zalaquett, declaró en Santiago que “la pretensión boliviana de que Chile le pague una supuesta demanda histórica parece simplemente ridícula”.

Bolivia y Chile firmaron un preacuerdo el 2009 en el que se establece que ambas naciones estudiarán el sistema hídrico del Silala para conocer mejor su funcionamiento y naturaleza, y establecer el porcentaje de aguas de libre disponibilidad que le corresponde a cada país. Entretanto, el gobierno chileno se comprometió a pagar por el 50% del recurso, que inicialmente reconoce como boliviana, hasta la realización de un nuevo estudio hidrológico y cartográfico.

Advertencia del gobierno. El vicecanciller del Estado, Juan Carlos Alurralde, afirmó, el 27 de abril, que en caso de que Chile y Bolivia no lleguen a un acuerdo sobre el Silala por la vía del diálogo, el gobierno de Evo Morales acudirá a instancias internacionales para solucionar el diferendo.

Campesinos amenazan con juicio a cívico potosino. Campesinos del norte de Potosí presentarán una demanda legal contra el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Celestino Condori, por supuestamente haber perjudicado a la región al oponerse a la firma del preacuerdo entre Bolivia y Chile por las aguas del Silala, documento en el que se reconoce el pago del 50% del recurso hídrico por parte del vecino país.

“Veremos la parte legal de este perjuicio económico que ocasionó el cívico (Celestino Condori). Es un memorial que se está presentando para ver técnica y jurídicamente los perjuicios”, afirmó a radio Fides el dirigente cívico y ex parlamentario del Movimiento Al Socialismo (MAS), Teodoro Alí.

Por su parte, Condori dijo que desconoce la demanda y se limitó a indicar que “el ente cívico busca que Chile pague el total de la deuda histórica por las aguas del Silala”.  El dirigente cívico señaló que el preacuerdo se encuentra en proceso de socialización.

La Paz y Santiago, en 2009, firmaron un preacuerdo por las aguas del Silala, en el que Chile se compromete al pago del 50% del recurso hídrico hasta la realización de un estudio por el que Bolivia espera el pago del 100%. El porcentaje del 50%, según el gobierno, equivale el pago de US$15.000 diarios. Silala nace en territorio boliviano.