La Paz. El partido gobernante en Bolivia, Movimiento Al Socialismo (MAS) no busca modificar la Ley del Defensor del Pueblo en sus atribuciones, afirmó el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

El legislador del partido oficialista MAS expresó a Xinhua que, no obstante, el Defensor del Pueblo debe limitarse a cumplir lo que estable la normativa vigente sin hacer política "opositora", por lo que se trata de una "reconducción y no de cambios a la ley".

Dijo que en la agenda legislativa hay prioridades para los próximos años, pero de ninguna manera se contemplan modificaciones a la Ley del Defensor, sino observaciones contra posiciones del defensor Rolando Villena.

Villena denunció que la institución pública que preside sufre una "asfixia económica" por parte del Ejecutivo, ya que cerró "canales de coordinación" para recibir apoyo monetario.

El defensor boliviano acusó que el organismo "sufre bloqueos para acceder a la cooperación internacional", por lo que demandó respeto a la independencia institucional.

El ombudsman boliviano, quien debe concluir su gestión en 2016, declaró que la institución que preside ha cumplido sus metas a pesar de la restricción de recursos por parte del Ejecutivo y de organismos internacionales.

Borda comentó que la norma no precisa de cambios sobre las atribuciones, sino de una reconducción que debe ser asumida por el nuevo Defensor que asumirá el próximo año.

El diputado consideró como "rumor" la versión de recortes al presupuesto asignado al Defensor del Pueblo, ya que el Presupuesto General del Estado (PGE) apenas ingresará a revisión plenaria.

El legislador expresó que la aparente reducción se debe a que los organismos que canalizan recursos ya no aportan, por lo que posiblemente el Ejecutivo dejó de dar su aval para que las entidades extranjeras sigan con apoyos al Defensor.

"Vimos al Defensor como un asesor de la oposición, se involucró en temas políticos. Entonces ¿Para qué quiere más dinero? ¿Para seguir metiéndose en política?", cuestionó Borda.

Manifestó que la ley es clara cuando señala que el Defensor del Pueblo debe velar por la vigencia y el cumplimiento de los derechos y garantías de las personas respecto a la actividad administrativa de todo el sector público.

Debe también vigilar la promoción, vigencia, divulgación y defensa de los derechos humanos.

"Tiene por misión la defensa y protección de las garantías y derechos individuales y colectivos, tutelados por la Constitución y las leyes, pero (ello) no le da motivo para alinearse a los partidos de oposición", dijo el legislador.