Caracas, Xinhua. Miles de oficialistas inundaron este miércoles las calles de Caracas para iniciar una marcha que finalizará con una concentración en el oeste de la capital venezolana en apoyo al presidente Hugo Chávez quien desde hace más de 40 días permanece en Cuba.

Los chavistas se concentraron para la "Toma de Caracas" y marcharon hacia el 23 de Enero, una de las 22 parroquias capitalinas, homónima por el aniversario del Día de la Democracia que se celebra este miércoles en Venezuela.

Vestidos de rojo, en un ambiente festivo, con tarimas animadas por grupos musicales, portando pancartas, muñecones, retratos, con rostros pintados, bailando y gritando consignas, los seguidores del mandatario inundaron las principales calles y avenidas del centro capitalino.

La Bandera, Propatria y Avenida Libertador fueron los sitios donde los seguidores del jefe del Estado concentraron desde tempanas horas de la mañana y luego se movilizaron en horas del mediodía.

Es la segunda vez desde comienzo del año, que los chavistas salen por las calles de Caracas, en esta ocasión para celebrar este miércoles el derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez (1914-2001), militar y político que gobernó durante 1953-1958.

En otras oportunidades oficialistas y opositores han utilizado la efeméride como excusa para medir sus fuerzas políticas con impresionantes concentraciones. Pero en esta ocasión, los chavistas salieron en apoyo al mandatario quien convalece desde hace más de 40 días en Cuba tras ser intervenido por cuarta vez de cáncer.

Los oficialistas también se movilizaron para demostrar la fuerza política que los motiva de cara a las elecciones municipales que se realizarán el próximo 26 de mayo.

Las municipales constituyen la última batalla del cronograma electoral en Venezuela, fecha en la que se elegirán a nuevos alcaldes y concejales.

Desde hace más de 40 días, Chávez, de 58 años de edad, permanece en La Habana donde se recupera del cáncer tras su cuarta operación de la enfermedad que le fue diagnosticada en junio del año antepasado.

El líder del gobierno venezolano fue reelecto el pasado 7 de octubre y debía comparecer el pasado 10 de enero a la Asamblea Nacional para iniciar su nuevo mandato de seis años.

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en víspera del acto, falló que no era necesaria una nueva toma de posesión, pronunciamiento que fue duramente criticado por la oposición.

El máximo tribunal venezolano consideró entre otras cuestiones, de que el jefe del Estado contaba con un permiso indefinido, unánime y reiterativo del poder Legislativo para ausentarse del país por lo que su juramentación podría hacerse posteriormente ante el TSJ, cuando haya recuperado su salud.

La ausencia del mandatario ha sido tema constante de especulaciones por la prensa venezolana y de los medios internacionales, pero los voceros del gobierno anunciaron el martes “que aún no se tiene una fecha prevista para el retorno al país del presidente Chávez".

El ministro Jorge Arreaza, casado con Rosa Virginia, hija mayor del presidente, presentó un informe al gabinete ejecutivo en el que señala que la recuperación del mandatario es "muy alentadora, presenta buen ánimo y está pendiente del país", según informó el titular de Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

Arreaza es el único miembro del equipo gubernamental que ha permanecido al lado del presidente en La Habana desde que fue operado contra el cáncer el pasado 11 de diciembre y desde entonces ha informado sobre la salud de Chávez.

Desde que viajó a Cuba, Chávez no ha aparecido en público ni en fotos, como en ocasiones anteriores en las que el gobierno venezolano difundía imágenes y grabaciones para dar fe de que el mandatario se encuentra vivo y activo.

El recién nombrado canciller, Elías Jaua, informó el martes tras su regreso al país, que se reunión en La Habana con Chávez, con quien dijo compartieron bromas y rieron.

Jaua dijo que Chávez dio instrucciones al canciller y al vicepresidente Nicolás Maduro para que participen en la próxima Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y Unión Europea, en Chile del 26 al 28 de enero.

María Gabriela, una de las hijas del presidente, expresó anoche su agradecimiento por los gestos de solidaridad hacia el mandatario, en un mensaje que escribió en su cuenta en la red social Twitter.

También el presidente de Bolivia, Evo Morales, informó que su homólogo venezolano, de quien dijo está en constante comunicación, se encuentra recibiendo “fisioterapia” para regresar pronto al país.