La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el gobierno de Colombia firmaron un acuerdo de cooperación para promover los derechos humanos de los migrantes y desplazados, así como de otros grupos vulnerables de población.

Asimismo, acordaron colaborar para brindar asistencia a las víctimas de la violencia, combatir el reclutamiento de menores por grupos armados ilegales y apoyar la reconciliación y la paz en el país.

El Congreso de Colombia discute actualmente un proyecto de ley referente a la elaboración de políticas nacionales que protejan y ayuden a reparar los daños sufridos por las víctimas de la violencia y los grupos armados.

Una vez aprobada la ley, la vicepresidencia liderará los trabajos de asistencia a estas personas y, según el acuerdo, la OIM se encargará de aportar recursos técnicos, administrativos y financieros durante los próximos cuatro años para los proyectos que garanticen los derechos de los migrantes y las víctimas de la violencia.

En los últimos cuarenta años, la violencia en Colombia ha causado el desplazamiento de al menos tres millones de personas, además de afectar la vida de la población en general.

*Con información de la ONU