Aruba. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), reunida en la isla de Aruba, denunció que los medios y periodistas de América Latina son víctimas de "la peor ola de violencia de los últimos años", que se ha traducido en el asesinato de doce comunicadores desde noviembre pasado. 

"Es la peor ola de violencia que hemos visto en años", afirmó Robert Rivard, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, al abrir los debates sobre el estado de la libertad de expresión en las Américas, lo que fue ratificado por el presidente de la SIP, Alejandro Aguirre, al asegurar que la institución interamericana "está alarmada por el alto grado de violencia y la poca atención que este tema tiene en los gobiernos del continente", citó DPA. 

El último caso de asesinatos se produjo este viernes en Colombia, donde fue ultimado Clodomiro Castillo Espino, un periodista reconocido por denunciar el accionar del paramilitarismo. 

No obstante, la situación más peligrosa y violenta se registra en México, al ser los periodistas víctimas del enfrentamiento entre el gobierno y los carteles de la droga. Un total de seis comunicadores mexicanos han sido asesinados en los últimos meses y otros seis están secuestrados.

En Honduras mataron a tres periodistas, uno en Brasil y otro en Colombia, con lo que suman doce muertos desde el pasado noviembre.

Desde 2005 se ha registrado la muerte de 44 periodistas, incluida la de este viernes en Colombia, y 17 desde el año 2009. 

Al dirigirse a la asamblea de la SIP en su reunión semestral, que ayer fue inaugurada, Rivard destacó también la gravedad de la continuidad de los ataques verbales y la presión de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Venezuela y Honduras contra la libertad de prensa con la intención de desprestigiar a los periodistas y manipular a la opinión pública, según declaraciones reproducidas por El Universal