San Salvador. Los homicidios en El Salvador se dispararon un 120% en los dos primeros meses del año ante la persistente guerra territorial que libran las pandillas criminales en la empobrecida nación centroamericana.

La policía informó el miércoles que se contabilizaron 1.399 homicidios en el primer bimestre frente a los 643 del mismo lapso del año pasado, profundizando la peor ola de violencia desde la guerra civil que azotó al país.

"Tenemos una cantidad de homicidios que promedian 23,3 (muertes diarias en 2016)", dijo el director de la policía, Howard Cotto, en conferencia de prensa.

Las autoridades atribuyen el incremento al enfrentamiento entre pandillas rivales, conocidas como "maras", cuya disputa por el control de la venta de droga y las extorsiones en las barriadas salvadoreñas hizo que 2015 cerrara con una cifra récord de 6.600 muertes violentas.

El Gobierno dijo recientemente que destinaría fondos extra para reforzar a los cuerpos de seguridad en su intento por reducir la rampante tasa de homicidios, que el año pasado fue de 103 por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo según Naciones Unidas.