Lima. El candidato presidencial peruano, Ollanta Humala, quien alcanzó el primer lugar en las encuestas, salió este lunes a calmar las dudas de los inversores por su discurso nacionalista, asegurando que en caso de ganar las elecciones respetará los contratos suscritos por el país.

En un encuentro con periodistas, el candidato nacionalista dijo también que si llega a la presidencia de su país respetará la independencia del Banco Central, así como los tratados de libre comercio que Perú negoció en los últimos años.

El avance de Humala en las encuestas para las elecciones de abril inquietó a los mercados financieros de Perú, pese a que el aspirante ha moderado su antiguo discurso contra el libre mercado y la inversión privada.

La bolsa de Lima retrocedió más de 5% al cierre, mientras que el sol finalizó la jornada en su menor nivel en más de tres meses.

"Las agencias internacionales de evaluación de riesgo ya han integrado en su análisis nuestra postura responsable pero en algunas oficinas continúan destilando inseguridad, especulando con réditos electorales (...) indiferentes al daño que le hacen al Perú y a nuestra estabilidad", afirmó.

En busca de calmar a los mercados, Humala aseguró que en un eventual gobierno suyo continuará respetando la independencia del Banco Central y la estabilidad jurídica de los contratos con empresas privadas.

"Desde el momento en que fueron firmados (los pactos comerciales), ellos no pueden ser unilateralmente cuestionados o revisados, salvo cuando cláusulas específicas así lo autorizan o cuando una flagrante ilegalidad presidió su adopción", dijo Humala, leyendo un compromiso que luego firmó ante la prensa.

Suavizando el tono. Humala, quien estuvo cerca de ganar la anterior elección de 2006 con propuestas ultranacionalistas apoyadas por el presidente venezolano Hugo Chávez, ha moderado el tono y ha tratado de adoptar un estilo similar al del ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

El aspirante nacionalista, quien ahora utiliza traje formal y corbata con más frecuencia, es asesorado actualmente por consultores brasileños.

Humala, de 48 años, ocupó por primera vez la punta en dos sondeos publicados el domingo y destronó al ex presidente Alejandro Toledo, quien el lunes cumplió 65 años.

Ante ese panorama, Toledo reiteró este lunes que en un eventual gobierno mantendrá la vigorosa senda de crecimiento de Perú, que el año pasado se expandió a una de las tasas más rápidas del mundo cercana a 9%.

"No hay que dar un salto al vacío. No podemos truncar el crecimiento. Sería peligroso dar un salto al vacío o regresar al pasado", afirmó Toledo durante un acto de campaña.

Según la encuesta de Ipsos-Apoyo, Humala trepó a 21% en la intención del voto, un avance de cuatro puntos porcentuales, mientras que Toledo cayó tres puntos porcentuales a 20%.

Toledo viene descendiendo en las encuestas desde fines de febrero, cuando tenía 28%, a costa de los candidatos que estaban rezagados como Humala.

Un poco más abajo se ubicó la legisladora Keiko Fujimori, hija ex presidente Alberto Fujimori -preso por abusos a los derechos humanos-, con 19%.

Fujimori, de 36 años, es la candidata cuya intención de voto se ha mantenido casi estable en todas las encuestas.

Ninguno de los aspirantes a gobernar Perú obtendría más de 50% de los votos para ganar la presidencia el 10 de abril, por lo que la elección se definirá en una segunda vuelta, ya prevista para el 5 de junio, según recientes sondeos.