La Paz. El presidente electo peruano Ollanta Humala prometió este martes trabajar por la reunificación de Perú y Bolivia, como una de las claves para resolver la pobreza que afecta a gran parte de las poblaciones de ambos países.

Humala lanzó su proclama durante una corta visita a La Paz, en medio de alabanzas a la "revolución en democracia con inclusión social" de su amigo el mandatario izquierdista Evo Morales, "compatriota" con quien dijo que compartía el servicio al pueblo antes que a "poderes económicos".

"Sueño con la reunificación de Perú y Bolivia, sueño que en algún momento esa línea fronteriza (entre ambos países) desaparezca y volvamos ser una sola nación, un solo país", dijo el gobernante electo peruano, quien asumirá el 28 de julio.

Ovacionado por centenares de líderes sociales y políticos que lo escuchaban en el cierre de un almuerzo ofrecido en su honor por Morales, Humala dijo que se inspiraba en el Mariscal Andrés de Santa Cruz, quien estableció y presidió en el siglo XIX una fugaz Confederación Perú-Boliviana, que fue derrotada por Argentina y Chile.

"Vamos a trabajar para poner los cimientos de unificación, de una sola nación", agregó, asegurando que la integración debería abarcar a toda Latinoamérica, de la cual dijo que "no es la región más pobre pero sí la más desigual".

Humala visitaba Bolivia en el feriado del año nuevo indígena pero no asistió a una celebración de madrugada en las ruinas precolombinas de Tiwanacu, a la que había sido invitado por Morales. El líder peruano tenía previsto retornar a Lima el mismo martes.