Un llamado a los jóvenes para leer la ley laboral juvenil y no dejarse llevar por algunos políticos con posturas ideológicas que nunca cambiarán, formuló hoy el Jefe del Estado, Ollanta Humala, al reiterar que la norma beneficia a quienes no tienen nada.

"Le pido a los jóvenes que lean la ley, que se enteren y no se dejen llevar por cuatro o cinco políticos que tienen una postura ideológica y que nunca van a cambiar", dijo durante la graduación de la primera promoción de jóvenes de Beca 18.

Sostuvo que el futuro pasa por la juventud y por resolver la inserción laboral de jóvenes que no tienen calificación, que son los más vulnerables, y por ello -dijo- se busca trabajar de la mano con las pequeñas empresas para que los formalicen y capaciten.

"Por eso en la ley se está colocando el tema de la capacitación, que la paga el Estado mediante el crédito tributario, y logramos que jóvenes sin secundaria completa o sin calificación superior puedan tener derechos que nunca tuvieron", anotó.

"Estamos haciendo un esfuerzo enorme defendiendo el país aún en contra de algunos que no quieren cambiar", añadió el Mandatario en su discurso dado en Palacio de Gobierno.

Ante los becarios graduados de Beca 18, refirió que hay medio millón de jóvenes sin calificación porque solo pudieron terminar la secundaria o algunos la dejaron inconclusa, y hacia ellos se dirige la norma, a fin de evitar que entren al mundo de la informalidad o delincuencia.

Al estimar que más de 60% de delitos cometidos en el país implican a jóvenes adolescentes, insistió en que la norma ayudará a los jóvenes desocupados a acceder a derechos laborales que les ayuden a ganar experiencia.

"Hoy no tienen feriados, vacaciones, gratificaciones, seguro médico, CTS. Simplemente explotación desmedida, desmesurada y abusiva de algunas empresas. Los contratan, no los capacitan; si se enferman deben ir con su plata a un centro médico o autorecetarse. Ese régimen vergonzoso debe acabar", enfatizó.

"Creemos que la ley es una oportunidad para los que no tienen nada. Los que tienen algo, qué bien; hay que protegerlos, asegurar que no los sobreexploten y para eso tenemos que crear, como ya hemos creado, mecanismos de fiscalización a nivel del Ministerio de Trabajo", comentó el Mandatario.

"Como Gobierno debemos mirar por todos, por los graduados del sistema nacional de becas y por los que no tienen nada. Mirar por ellos porque si no solo les quedará aplicar por un programa social de primera generación", agregó.

Recordó que si bien el Perú dejó de ser un país pobre para convertirse en uno de renta media, aún se mantienen brechas de desigualdad.

Avanzar contra esto implica un cambio cultural y "pensar en grande", concluyó.