El presidente del Perú, Ollanta Humala Tasso, viaja este martes a la región Amazonas para promulgar en la localidad de Imacita, en Bagua, la Ley de Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios.

La norma garantiza el derecho de los indígenas reconocido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), destaca la Secretaría de Prensa de la Presidencia.

El gobierno reconoce formalmente el derecho de los pueblos indígenas u originarios a ser consultados de forma previa sobre las medidas legislativas o administrativas que afecten directamente sus derechos colectivos, sobre su existencia física, identidad cultural, calidad de vida o desarrollo.

Asimismo, corresponde efectuar la consulta respecto a los planes, programas y proyectos de desarrollo nacional y regional que afecten directamente estos derechos, indica la norma en su artículo 2, referido al Derecho a la Consulta.

El pleno del Congreso aprobó por unanimidad, el pasado 23 de agosto, la Ley de Consulta Previa que otorga a los pueblos indígenas u originarios del país el derecho a pronunciarse sobre eventuales proyectos extractivos en sus territorios.

El Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo reivindica el derecho de las comunidades nativas a ser escuchadas. Ley de Consulta Previa dispone la obligación de someter a consulta a los pueblos indígenas u originarios las medidas legislativas y los proyectos de desarrollo nacional y regional que amenacen los derechos de las comunidades.