El Defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, afirmó que la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional aprobada por el poder Legislativo con mayoría opositora, "no persigue la reconciliación nacional".

El ombudsman venezolano sostuvo en entrevista al canal privado Globovisión que por el contrario, el instrumento jurídico persigue eximir de culpa a políticos procesados por delitos comunes y promueve la retaliación.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela declaró la víspera inconstitucional esta norma aprobada el 29 de marzo pasado en la Asamblea Nacional (órgano Legislativo).

Dijo que en el documento declarado improcedente por el TSJ hay 31 tipos de delitos "muy graves" como homicidios y lesiones.

Mencionó que el artículo 7 de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional precisamente amnistía este tipo de delitos tipificados en el Código Penal y en la Constitución venezolana.

Saab ratificó el cumplimiento de los derechos humanos a los procesados judiciales en Venezuela.

Comentó que más de 3.000 ciudadanos vinculados con las protestas en contra del gobierno en 2014 se han beneficiado con medidas sustitutivas de libertad.

Recordó que el gobierno venezolano instalará este martes la Comisión por la Verdad y la Justicia, la cual persigue esclarecer crímenes de lesa humanidad perpetrados en el país sudamericano.

Busca además reconocer y reparar a las víctimas de todas estas acciones violentas.

En la instalación participará el secretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, además de cuatro voceros de la oposición.

Han sido invitados además Premios Nobel y representantes de los Poderes Públicos de Venezuela.

"Será un espacio para conversar como venezolanos, como personas que podemos tener diferencias, pero que podemos conservar la paz del país", comentó el ombudsman venezolano.