Kinshasa. Un brote de ébola en la República Democrática del Congo amenaza con expandirse a las principales ciudades si no se controla pronto, dijo este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de muertos se ha duplicado con creces desde la semana pasada a 31 personas, incluyendo cinco trabajadores sanitarios que fallecieron por el virus contagioso para el que no hay tratamiento conocido. El ébola provoca hemorragias masivas y mata al 90% de sus víctimas.

"La epidemia no está controlada. Todo lo contrario, la situación es grave, muy grave", dijo Eugene Kabambi, portavoz de la OMS en la capital de Congo, Kinshasa, vía telefónica.

"Si no se hace nada ahora, la enfermedad llegará a otras zonas, e incluso las principales ciudades se verán amenazadas", añadió.

La enfermedad ya ha alcanzado las localidades de Isiro y Viadana en la provincia de Orientale, en el noreste del país.

En agosto, 16 personas de la vecina Uganda fallecieron por la enfermedad, aunque expertos señalaron que las dos epidemias no están conectadas y culparon del brote congoleño a los ciudadanos que comieron carne contaminada.