La organización One Free Press Coalition, constituida por un grupo de editores que utilizan su alcance global y sus plataformas para visualizar los casos de periodistas atacados en el mundo, emitió su tercera lista mensual de los "10 más urgentes".

El listado muestra a los periodistas cuyas libertades están siendo reprimidas "por buscar la verdad" o cuyos casos buscan justicia.

Los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, quienes este año ganaron el Premio Pulitzer por su serie "Myanmar Burning", y el columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, se encuentran entre los periodistas de la lista.

También figuran en el listado cuatro periodistas latinoamericanos, específicamente de Nicaragua, México y Colombia.

La lista apunta a destacar a cinco casos de nuevos periodistas cada mes, mientras mantiene a otros cinco profesionales cuyos casos continúan demandando atención.

A continuación, compartimos con nuestros lectores la lista de los "10 más urgentes":

- Azory Gwanda. Periodista independiente de Tanzania que desapareció en la zona rural de ese país africano, después de investigar misteriosos asesinatos en su comunidad. El gobierno de Tanzania no ha logrado iniciar una investigación creíble de su caso. 

 

- Wa Lone y Kyaw Soe Oo. Periodistas de Reuters que fueron encarcelados en Myanmar en virtud de la Ley de Secretos Oficiales tras su investigación sobre una masacre de hombres y niños rohingya por parte de las fuerzas de seguridad en el estado occidental de Rakhine. La Corte Suprema de Myanmar confirmó recientemente sus condenas.

- Miguel Mora y Lucía Pineda. El director del canal 100% Noticias y la directora de noticias del mismo medio, respectivamente, fueron detenidos después de una ofensiva contra los medios nicaragüenses. Ambos periodistas están detenidos por "incitar al odio y la violencia" y se les ha negado el acceso constante a servicios legales.

 

- Miroslava Breach Velducea. Corresponsal del diario mexicano La Jornada, fue asesinada en el estado de Chihuahua luego de informar sobre vínculos entre políticos y el crimen organizado. Antes de su muerte, había recibido amenazas en, al menos, tres ocasiones por sus informes.

- Claudia Duque. Reportera investigadora veterana de Colombia que ha sufrido secuestros, vigilancia ilegal, tortura psicológica y exilio, como resultado de su trabajo. Los tribunales colombianos condenaron a tres oficiales de alto rango de los servicios de seguridad por torturar a la periodista y su hija en 2003 y 2004. A partir de mayo de 2019, todos los acusados ​​en el caso fueron puestos en libertad.

 

- Mahmoud Abou Zeid y Alaa Abdelfattah. Fotógrafo y bloguera en Egipto, respectivamente, fueron liberadas este año después de pasar más de cinco años tras las rejas. Sin embargo, ambos deben reportarse al comando policial cada noche y la policía decide si pueden irse. Hasta ahora, ambos han pasado todas las noches de su "libertad" tras las rejas.

- Aasif Sultan. Reportero de Kashmir Narrator en la India, fue encarcelado por cargos contra el estado por cubrir conflictos. Ha sido interrogado repetidamente y se le pidió que revelara fuentes por parte de la policía. Ha experimentado problemas de salud mientras permanece tras las rejas.

- Jamal Khashoggi. Brutalmente asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. A pesar de los hallazgos de la CIA que apuntan a la participación del príncipe heredero de Arabia Saudita, no ha habido una investigación criminal independiente de la ONU. Los pedidos para que la Casa Blanca publique informes de inteligencia no han sido atendidos, junto con una fecha límite para responder al Congreso según lo exige la Ley Global de Estados Unidos.

- Mimi Mefo. Periodista arrestada por "noticias falsas" y cargos por delitos informáticos en relación con su informe sobre disturbios en las regiones del noroeste y suroeste de Camerún, afectadas por el conflicto. Fue liberada después de cuatro días, y desde entonces continúa hablando en contra del hostigamiento de periodistas en todo Camerún y el impacto del conflicto.

- Anna Nimiriano. Editora de un periódico en Sudán del Sur, que vive bajo una amenaza constante. Como editora del Juba Monitor, Nimiriano lucha por mantener a sus colegas fuera de la cárcel por sus informes, y en el pasado, el gobierno le ordenó cerrar el periódico. Ella y sus colegas perseveran a pesar de las amenazas de detención y la censura constante.

COALICIÓN GLOBAL. One Free Press Coalition casi ha duplicado su tamaño desde su lanzamiento hace tres meses, con la incorporación de los nuevos miembros: AméricaEconomía, Bloomberg News, BuzzFeed, Estadão, India Today, Insider Inc., Middle East Broadcasting Networks, Office of Cuba Broadcasting, Quartz, Radio Free Asia, Radio Free Europe y Radio Liberty, The Straits Times , TV Azteca, The Washington Post , Voice of America y WIRED.

"Hoy más que nunca necesitamos noticias e información de confianza, sin embargo, demasiados periodistas de todo el mundo están siendo atacados simplemente por tratar de cumplir esa misión", dijo el editor en jefe de Bloomberg, John Micklethwait, destacando la labor de la organización.

"En muchas partes del mundo, la seguridad de los periodistas y editores está bajo una seria amenaza por parte de quienes los silencian", dijo Warren Fernández , editor en jefe de The Straits Times. "La mejor respuesta a esto es el buen periodismo, permitiendo que sus historias se cuenten en nuestros medios de comunicación para que muchos otros comprendan las implicaciones de estos desarrollos".

One Free Press Coalition se asocia con el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) y la International Women's Media Foundation (IWMF), que son fundamentales para ayudar a identificar los casos más urgentes de la lista, que se actualiza y publica el primer día de cada mes. .