Lima, Andina. La jefa de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, Magdalena Chu, aseguró que las elecciones en Puno están plenamente garantizadas, a pesar de la violencia que se registró en las protestas de esta semana contra la actividad minera.

La funcionaria informó que ni el personal ni los locales de la Oficina Departamental de Procesos Electorales y el Jurado Electoral Especial han resultado afectados, ni tampoco el material electoral, que ya se encuentra en esa región.

Indicó que las actividades se vienen desarrollando normalmente en esa región, incluso este domingo se ha realizado el proceso de capacitación de personeros, por lo que todo depende del comportamiento ciudadano.

“Tenemos el apoyo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional para dar la seguridad que corresponde al sistema, de tal manera que se desarrolle normalmente la jornada, pero aquí depende también del comportamiento ciudadano, hago una invocación a la ciudadanía, de Puno especialmente, a que ejerzamos el derecho al voto de manera responsable”, manifestó.

En ese sentido, expresó su confianza en que las elecciones en Puno, y en todo el país, se desarrollarán con total normalidad.

De otro lado, la jefa de la ONPE refirió que el organismo electoral está trabajando para que el primer avance informativo sobre el resultado oficial se de lo más temprano y al mayor porcentaje posible. El primer avance en la primera vuelta fue a las 20.00 horas.

Explicó que aún no se puede precisar una hora exacta para el avance informativo, porque está en evaluación, pero aclaró que al reducirse la competencia electoral a solo dos candidatos, eso ayuda a reducir tiempos y procedimientos.

Chu visitó esta mañana el colegio Diego Ferré, de Jesús María, donde supervisó el proceso de capacitación de personeros para la segunda vuelta.

Precisó que los personeros son los mismos que la primera vuelta, por lo que la capacitación es mucho más sencilla.

Puntualizó que el hecho de tener DNI vencido o no haber pagado la multa por no votar en la primera vuelta, no constituye impedimento para sufragar, por lo que todos los peruanos tienen derecho a emitir su voto.