Bonn. Las conversaciones en Naciones Unidas se quedaron sin tiempo para cumplir el plazo de diciembre de 2012 sobre un compromiso que suceda al Protocolo de Kioto en el recorte de emisiones de gases invernadero, dijo este lunes la máxima funcionaria de la ONU para asuntos climáticos.

Para decidir objetivos nuevos con la misma fuerza legal que Kioto, los países tendrían que ratificarlos en los parlamentos nacionales, dijo Christiana Figueres, jefa de la Secretaría para Clima de la ONU.

Eso ahora se considera imposible, dado que lo más pronto que podría llegarse a un acuerdo sería a finales de este año, en Durban. Incluso ese plazo se considera altamente improbable, dijo Figueres.

"Aún cuando puedan ponerse de acuerdo sobre un texto legal para un segundo periodo de compromiso (de Kioto) que requiera una modificación al Protocolo de Kioto, requiere ratificaciones legislativas de tres cuartas partes, así que asumiríamos que no hay tiempo para hacerlo entre Durban y finales de 2012", dijo a periodistas.

"Los países se han dado cuenta de esto, de que realmente están ante un potencial vacío regulatorio y están implicados en negociaciones constructivas sobre cómo van a tratar con eso", afirmó, en el primer día de negociaciones sobre clima en Bonn, Alemania, que se celebran entre el 6 y el 17 de junio.

Las negociaciones de la ONU quedaron estancadas y las naciones están muy lejos de encontrar un sucesor al Protocolo de Kioto, que sólo limita las emisiones de gases de los países más ricos.

Los países en desarrollo desean extender el pacto, aunque la mayoría de las naciones industrializadas desean reemplazarlo.