Bogotá. La Misión de Verificación de Naciones Unidas en Colombia informó este jueves que seis exlíderes de las FARC abandonaron las llamadas zonas de reincorporación en las que se hallaban, y que actualmente se desconoce su paradero, lo que alienta los temores de que hayan decidido unirse a alguna de las disidencias de la exguerrilla.

La Misión de la ONU detalló en un comunicado que todos ellos salieron de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) en el suroriente del país, dejando atrás a los 1.500 excombatientes sobre los cuales eran responsables. Naciones Unidas detalló que esto supone una violación de los acuerdos de paz firmados con el Gobierno colombiano.

"Independientemente de los motivos que llevaron a estos excomandantes a tomar esta decisión, están incumpliendo su obligación en virtud del capítulo 3,3 del Acuerdo Final de Paz que los compromete a ‘contribuir activamente a garantizar el éxito del proceso de reincorporación'”, sostuvo la ONU, que recalcó que, pese a lo sucedido, los excombatientes y sus familias siguen viviendo, estudiando y trabajando en sus respectivos ETCR, comprometidos con el proceso.

Hay más casos. Las zonas de reincorporación son campamentos rurales, en donde los excombatientes pueden vivir y estudiar, mientras reciben una asignación mensual que el Estado les da como parte del acuerdo de paz.

"Independientemente de los motivos que llevaron a estos excomandantes a tomar esta decisión, están incumpliendo su obligación", sostuvo la ONU.

La ONU lamentó lo sucedido, pues "en este momento de transición, están generando cuestionamientos al proceso de reincorporación y de paz cuando en su conjunto los miembros y dirigentes de la FARC continúan apostando por proceso de paz a pesar de las múltiples dificultades que han enfrentado en este camino”.

No se trata de los primeros casos. Desde hace semanas se desconoce el paradero de Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez" (foto principal), quien debía jurar como senador, fue jefe negociador de paz y llegó a ser considerado como número dos de la antigua guerrilla; Hernán Darío Velásquez, alias "El Paisa", y Henry Castellanos Garzón, alias "Romaña". También se teme que ellos se hayan unido a alguna disidencia o incluso cruzado la frontera hacia Venezuela.

A pesar de que los excombatientes tienen libertad de movilizarse por todo el territorio colombiano, deben indicar su paradero, lo cual no ha sucedido con los desaparecidos.