Ginebra. El gobierno cubano debería acompañar la liberación de 11 presos políticos que viajaron este mes a España con mayores avances en derechos humanos, dijo este lunes el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

La excarcelación de los once disidentes, parte de un acuerdo entre el gobierno comunista de Cuba y la Iglesia Católica para sacar de prisión a un total de 52 opositores, fue alentadora, dijo Ban a periodistas durante una breve visita a Ginebra.

"Por supuesto esperamos que las autoridades cubanas tomen más medidas conciliatorias, estableciendo el estado de derecho y respetando los derechos humanos", dijo. "Ese es un principio fundamental de la Carta de Naciones Unidas. Eso es lo que yo alentaría", añadió el jefe de la ONU.

Ban discutió la semana pasada las liberaciones de disidentes cubanos con el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, involucrado en las negociaciones entre Cuba y la Iglesia.