Puerto Príncipe. Las irregularidades en las elecciones de Haití parecen "más graves que lo que se pensaba inicialmente", dijo este viernes el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, exhortando a los candidatos y a sus simpatizantes a respetar la ley y evitar la violencia.

Ban informó a la Asamblea General de la ONU en Nueva York sobre la situación en Haití, donde varios días de protestas y desórdenes siguieron a unas confusas elecciones presidencial y legislativa celebradas el domingo último en medio de una epidemia de cólera.

"Cualesquiera sean las quejas y las reservas sobre el proceso, insto a todos los actores políticos a abstenerse de usar la violencia y comenzar discusiones inmediatamente para hallar una solución haitiana a estos problemas antes de que se desarrolle una crisis seria", dijo Ban.

Resultados preliminares. Los resultados preliminares de la elección se anunciarían este martes, y la comunidad internacional espera que puedan producir un gobierno estable y legítimo que lidere la recuperación del empobrecido estado caribeño tras el devastador terremoto del 12 de enero.

La elección presidencial, de la que participaron 18 candidatos, tendría una segunda vuelta, que se efectuaría el 16 de enero.

Las autoridades electorales haitianas se reunieron en Puerto Príncipe con los candidatos, de los cuales una gran mayoría -que no integran los favoritos de las encuestas- ha pedido la anulación de los comicios.
Este grupo de candidatos también denunció un "fraude masivo", una acusación criticada por la ONU y por observadores internacionales.

Si bien reconoció una serie de problemas en la votación, el director general del Consejo Electoral Provisional, Pierre-Louis Opont, dijo que la vasta mayoría de los votantes pudo sufragar.

"El Consejo ha decidido avanzar con el proceso", dijo el funcionario, y agregó que eso incluiría una segunda vuelta si es necesario.

En Nueva York, Ban dijo que "Si bien algunos hechos violentos y trastornos en un día de elección no son excepcionales en Haití, las irregularidades observadas ahora parecen más graves que lo que se pensaba inicialmente".

Observadores electorales dijeron que detectaron varias irregularidades en la elección, algunas graves, pero declararon que no necesariamente invalidaban el proceso.

En medio de escenas de confusión el domingo en la capital haitiana, muchos votantes frustrados no pudieron localizar el centro electoral donde estaban registrados para sufragar, mientras que varios centros abrieron sus puertas tarde o carecían de los materiales necesarios para el acto.

Unas tres personas murieron por actos de violencia electoral, y al menos un centro electoral fue destrozado por votantes enfurecidos.