Naciones Unidas. Naciones Unidas dijo este martes que "bastante más" de 7.500 personas murieron en Siria como consecuencia de la feroz represión del Gobierno de más de 11 meses contra las manifestaciones a favor de la democracia, elevando su cifra previa en más de 2.000 personas.

"Hay reportes creíbles de que en estos momentos la cifra de muertos excede a los 100 civiles por día, incluyendo muchas mujeres y niños", dijo el subsecretario general de la ONU para asuntos políticos Lynn Pascoe al Consejo de Seguridad de la entidad.

"El total de los muertos hasta ahora ciertamente es de bastante más que 7.500 personas".