Lima, Andina. Los países desarrollados tienen una corresponsabilidad en la lucha contra el narcotráfico por ser los principales consumidores de drogas y tienen el compromiso de brindar una mayor cooperación en la lucha contra este flagelo, indicó el subsecretario general de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), Heraldo Muñoz.

“Estoy convencido de que los países desarrollados, los consumidores, tienen una corresponsabilidad, y por lo tanto, ningún país debiera quedar solo para enfrentar la amenaza de las drogas. No sólo está el narcotráfico, porque los cárteles están metidos en los secuestros, en la trata de personas; estamos hablando de un fenómeno más complejo y eso requiere de la cooperación internacional”, sostuvo.

En declaraciones a la Agencia Andina, Muñoz manifestó que esta corresponsabilidad no se basa sólo en el problema del consumo de drogas, que afecta a millones de personas, sino que existen otras consecuencias que traspasan fronteras como la violencia.

La posición del representante de Naciones Unidas concuerda con lo señalado este jueves por el presidente peruano Ollanta Humala Tasso, quien en su primer mensaje a la nación dijo que el Perú tomará la iniciativa de convocar una Cumbre Presidencial Regional Antidrogas en la que participarán productores y consumidores.

Dicha cita cumbre tendrá el objetivo de analizar propuestas conjuntas entre países productores y consumidores para combatir el problema del narcotráfico desde un enfoque integral.

En el viaje que realizó recientemente a Estados Unidos, el presidente Humala Tasso expuso ante el gobierno de ese país la necesidad de buscar estrategias conjuntas para la lucha contra este flagelo.

Muñoz, quien también es director regional para América Latina y el Caribe del PNUD, sostuvo que en un mundo cada vez más “interdependiente y globalizado” en el narcotráfico y la criminalidad, existe una responsabilidad de colaboración que se puede enfocar de distintas maneras.

“Estoy convencido de que se debe haber colaboración, creo que hay una creciente conciencia de esa necesidad; ahora este problema se observa en África Occidental que está siendo penetrada por la droga de América Latina e impacta en su seguridad; de modo que debe haber una responsabilidad de los consumidores y especialmente de los países desarrollados”, añadió.

Sobre los países productores y los retos a futuro que deben afrontar en este tema, Muñoz consideró que debe existir mayor coordinación, cooperación e intercambio de inteligencia para tener una lucha más efectiva en todos los niveles.

“Estoy absolutamente convencido de que no hay soluciones aisladas al fenómeno de la inseguridad ciudadana y del narcotráfico, entre otras cosas porque los países tienen una responsabilidad de controlar el tráfico de armas”, apuntó.