Venezuela debe liberar a los líderes opositores y a los manifestantes detenidos, dijo el martes el jefe de Derechos Humanos de la ONU, que también pidió una investigación independiente sobre las 10 muertes ocurridas en las protestas del fin de semana.

"Estoy muy preocupado de que los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma fueran detenidos nuevamente por las autoridades venezolanas después que se revocó su arresto domiciliario", sostuvo Zeid Ra'ad al-Hussein en un comunicado.

"Se acaban de llevar a Leopoldo de la casa. No sabemos donde está ni a dónde lo llevan. (Nicolás) Maduro es responsable si algo le pasa", escribió Lilian Tintori, la esposa de López, en la red social Twitter.

"Insto a las autoridades a no empeorar una situación que ya es extremadamente volátil con el uso excesivo de la fuerza, incluyendo violentos operativos domiciliarios por parte de las fuerzas de seguridad, como los que se produjeron en varias partes del país".

El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) de Venezuela volvió a detener este martes a los opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, quienes estaban bajo arresto domiciliario, informaron fuentes cercanas a ambos dirigentes.

"Se acaban de llevar a Leopoldo de la casa. No sabemos donde está ni a dónde lo llevan. (Nicolás) Maduro es responsable si algo le pasa", escribió Lilian Tintori, la esposa de López, en la red social Twitter.

Asimismo, el diputado Richard Blanco, coordinador del partido Alianza Bravo Pueblo (ABP), indicó, por su parte, en la misma red social que el Sebin se llevó "al alcalde Ledezma", el alcalde metropolitano de Caracas, también esta madrugada.

Algunos dirigentes de Voluntad Popular (VP), el partido de López, así como de ABP, la formación de Ledezma, reiteraron la información, responsabilizaron al presidente Nicolás Maduro por la integridad física de ambos y aseguraron desconocer el lugar al que fueron trasladados.

* Con información de Reuters y DW.