Nueva York. Naciones Unidas dijo este lunes que quiere enviar un equipo humanitario a la sitiada ciudad libia de Misrata, que según los rebeldes ha sido bombardeada por fuerzas leales al líder Muammar Gaddafi.

"Lo que estamos pidiendo es que una misión de Naciones Unidas tenga acceso a Misrata, así puede evaluar la situación y las necesidades allí", dijo el portavoz de la ONU, Farhan Haq, a periodistas en Nueva York.

Sus comentarios retoman los de la jefa humanitaria de la ONU, Valerie Amos, que durante una visita al bastión rebelde de Bengasi que estaba extremadamente preocupada por la situación en Misrata.

"Espero que la situación de seguridad nos permita entrar en Misrata", dijo Amos. "Nadie tiene ninguna idea de la profundidad y escala de lo que está ocurriendo allí".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo en Budapest que el Gobierno de Gaddafi había aceptado una presencia humanitaria en la capital, Trípoli.

El portavoz Haq dijo que eso incluye un acuerdo sobre la entrada de personal humanitario internacional y sus equipos.

"El Gobierno libio dijo que garantizaría el acceso sin trabas a través de la frontera con Túnez en Libia hasta Trípoli y dijo que asegura un pasaje seguro a trabajadores humanitarios para entrar a zonas donde el Gobierno de Libia tiene el control", comentó.

Libia no ha prometido hasta ahora un cese al fuego para que el personal de ayuda humanitaria pueda trabajar. Pero Haq dijo que la ONU continuaba presionando por un cese al fuego.

"Hemos pedido repetidas veces que detengan los combates", dijo.