Hay grandes oportunidades de que los países logren llegar a un acuerdo sobre el cambio climático para finales de 2015, comentó en Nairobi el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

"Debido a que el cambio climático provoca que las temperaturas aumenten y los modelos de precipitación cambien, los climas extremos potencialmente reducirán la producción global de alimentos en momentos en los que la población continúa creciendo en los países en desarrollo", comentó Ban.

El secretario general, quien terminó su visita a Kenia donde clausuró la primera Asamblea de Medio Ambiente de la ONU, dijo que el cambio climático es un importante problema en África, añadiendo que otros continentes donde más de 80% de los pequeños agricultores poseen menos de dos hectáreas de tierra, estas tierras no podrán alimentarlos suficientemente.

"Los líderes mundiales deben tomar una decisión radical para ayudar a mejorar las vidas de la mayoría de las poblaciones que han tratado en vano de adaptarse a esas cambiantes condiciones con el fin de alimentar a su creciente población", agregó.

Pidió la conservación de ecosistemas y de la vida silvestre como un apoyo potencial para el desarrollo, añadiendo que Naciones Unidas y el gobierno de Kenia están trabajando juntos para asegurar que la cacería ilegal y el comercio de productos de la vida silvestre se reduzca a cero.

Ban dijo que 1.400 millones de personas que actualmente viven sin electricidad en sus casas pueden beneficiarse con el desarrollo del subsector de energía renovable.

"Kenia es actualmente el proveedor líder de energía renovable en el mundo y los gobiernos mundiales deben emularlo para ayudar a suministrar también a su población", explicó.

Ban también expresó preocupación por la escalada de actos de terrorismo en el occidente y oriente de África.

Pidió la solidaridad de todas las naciones en el mundo para ayudar a controlar la emergente tendencia del terrorismo.