Un creciente rechazo se registra en Bolivia contra la Ley Transitoria de Autonomías impulsada por el Movimiento al Socialismo (MAS) y que acusan de generar condiciones para apartar de sus funciones en cualquier momento a los gobernadores opositores al Gobierno.

En Santa Cruz se desarrolló un cabildo contra la propuesta, en Tarija se efectivizó un paro cívico con algunos enfrentamientos y en Beni se convocó para este lunes a otro paro. Las tres regiones cuentan con gobernadores opositores a La Paz.

En el discurso del denominado cabildo “En defensa del voto”, el gobernador electo de Santa Cruz, Rubén Costas, convocó a una defensa con “medios pacíficos” contra la aprobación del proyecto oficialista en la Asamblea Legislativa, la que calificó de ilegal, de acuerdo a La Razón.

En Tarija, el paro convocado por autoridades cívicas fur parcial y se desarrolló en medio de enfrentamientos en la región del Chaco tarijeño. “En Cercado (ciudad de Tarija) se acató totalmente el paro contra una medida ilegal que quiere anular a las autoridades electas”, explicó el vicepresidente del Comité Cívico de Tarija, Baldemar Peralta.

Dentro las medidas de presión, autoridades cívicas del Beni convocaron para el lunes a un paro cívico y una huelga de hambre. El presidente del Comité Cívico del Beni, Felcy Guzmán, sostuvo que todas las instituciones están obligadas a acatar el paro y se realizará una concentración y una marcha para hacer respetar el voto de la región.