Un partido opositor de República Dominicana dijo este martes que impugnará algunos resultados de las elecciones legislativas y municipales celebradas, en las que el partido de Gobierno ganó la mayoría de cargos, por considerar que hubo fraude.

El presidente del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado, hizo el anuncio y argumentó que hubo fraude tanto el día de las votaciones como en la campaña electoral en la que fueron usados recursos del Estado.

No obstante, el lunes había reconocido la derrota de su partido, que fue catalogado por analistas como el gran perdedor de las elecciones del domingo, pues no obtuvo ningún escaños en el Senado, aunque Vargas Maldonado dijo que obtuvo una buena representación en la Cámara de Diputados y en los municipios.

Con el escrutinio del 100% de los colegios electorales, la Junta Central Electoral informó que el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ganó 31 de los 32 puestos del Senado, 90 de los 155 alcaldes y cerca de 90 de los 178 diputados.

Según Vargas Maldonado, en algunas provincias se han detectado diferencias hasta de 300.000 votos válidos en perjuicio del PRD, razón por la cual técnicos de su partido están comparando actas de votación para iniciar el proceso de impugnaciones.

"Las elecciones por tanto no fueron limpias, el fraude tuvo lugar días, semanas y meses antes de las elecciones en la medida en que los recursos del Estado se usaron para alterar la voluntad y sentimiento de cambio que albergó el pueblo dominicano", declaró.

El proceso electoral se tornó violento poco antes del cierre de los colegios electorales y el domingo al menos cuatro personas murieron en enfrentamientos entre partidarios del Gobierno y de la oposición, confirmaron autoridades.

El numero de víctimas fatales aumentó a siete la noche de este lunes cuando fueron reportadas otras tres muertes violentas en comunidades del interior del país mientras grupos celebraban el triunfo, confirmaron la policía y medios de prensa locales.