Asunción. El derechista Partido Colorado de Paraguay retuvo este domingo por estrecho margen la alcaldía de Asunción, según datos oficiales preliminares, un resultado que fortalece a la agrupación opositora de cara a los comicios generales de 2013.

Se trata de la primera elección que el partido enfrenta fuera del poder luego de gobernar por más de 60 años el país hasta 2008 y, de confirmarse los resultados, representaría un golpe para el presidente socialista Fernando Lugo, cuyo sector se presentaba aliado en una amplia coalición en la capital.

El conteo rápido del Tribunal Superior de Justicia Electoral, tras los comicios municipales que se celebraron en todo el país, mostró que el colorado Arnaldo Samaniego obtuvo menos de 2 puntos porcentuales de ventaja frente al senador del partido Patria Querida, Miguel Carrizosa.

El resultado abarcó 97,23% de las mesas habilitadas en la capital, por lo que Carrizosa dijo que habría que esperar a contar voto por voto antes de declarar un ganador, mientras su adversario se declaraba triunfante y una fiesta colorada se desataba en el centro de la ciudad.

El Partido Colorado tendría mayoría propia en la junta municipal de Asunción, habría retenido también el municipio de Ciudad del Este, la segunda ciudad más importante del país después de la capital, y municipios clave en la periferia asuncena.

"El Partido Colorado es un partido poderoso. Hay que reconocer que le fue muy bien en esta elección (...) la democracia es así, a veces se gana y a veces se pierde", dijo el vicepresidente Federico Franco a la radioemisora asuncena Monumental.

Franco pertenece al Partido Liberal, tradicional adversario del Colorado y su hermano perdió las elecciones en una localidad considerada el bastión de su familia.

Los resultados de las municipales podrían arrastrar más fracturas en la frágil coalición oficialista, lo que conllevaría nuevas amenazas de juicio político a Lugo, quien lleva dos años en el gobierno con una popularidad en caída y sin poder materializar sus principales promesas de campaña.

Un portavoz de la presidencia dijo que el mandatario, quien votó este domingo temprano y luego se sometió a su quinta sesión de quimioterapia para tratar el cáncer linfático que lo aqueja, esperaría las cifras oficiales antes de analizar el resultado electoral.

Lugo había declarado días atrás que las elecciones no constituían un parámetro para los próximos comicios generales porque era prematuro pensar en un candidato y en las alianzas que se podrían consumar.

La victoria colorada puso también de relieve el liderazgo emergente del poderoso empresario Horacio Cartes, quien se proyecta como candidato presidencial para 2013 pese a la resistencia del sector más tradicional del partido.