Lima. El principal partido opositor de Perú presentó el miércoles al Congreso un proyecto para destituir al presidente Alan García, un plan que difícilmente prospere aunque empañaría el clima político en medio de protestas sociales en el país.

El pedido fue presentado por el Partido Nacionalista, que acusa a García de "incapacidad moral" para gobernar el país y lo responsabiliza por la muerte de seis personas este domingo, durante una protesta de mineros informales.

La presentación del proyecto fue anunciada por el líder de ese partido, el militar retirado Ollanta Humala, voceado como candidato presidencial para las elecciones del 2011.

"La incapacidad moral permanente es un concepto que está dentro de la Constitución (...) y no significa un acto de ruptura del sistema democrático", dijo Humala en una conferencia de prensa en el Congreso, adonde acudió para respaldar el pedido de destitución de García.

Los mineros informales bloquearon durante tres días una crucial carretera del sur de Perú, una protesta en demanda de la derogatoria de leyes que afirman que los afecta, pero que el gobierno dice buscan legalizar la actividad en el sector.

En un duro enfrentamiento con la policía, seis personas murieron, cinco de ellas por heridas de bala y otra de un infarto cardíaco dentro de un vehículo de pasajeros, según un reporte de la Defensoría del Pueblo de Perú.

La gresca dejó también 20 heridos, 13 de ellos de bala.

Los choques se produjeron en la localidad de Chala, en la región de Arequipa, a más de 600 kilómetros al sur de Lima.

Al respecto, el grupo internacional que vela los derechos de las personas Human Rights Watch pidió el martes al Gobierno peruano que investigue las muertes.

Prevén que no prosperará. En 2005, el entonces presidente Alejandro Toledo se libró de ser destituido en el Congreso por presunto fraude electoral, en medio de acusaciones de haber apañado la falsificación de firmas para la inscripción de su partido en las elecciones generales del 2000.

La Constitución Política de Perú y el Congreso permiten la presentación de un proyecto para pedir la vacancia del presidente del país, por causa de incapacidad moral, la cual debe ser discutida y aprobada por los legisladores.

Según el reglamento del Congreso, tras la presentación del pedido de vacancia con no menos de 24 legisladores -que los tiene el Partido Nacionalista- su admisión a debate debe tener el visto bueno del 40% de los congresistas.

Luego, en un plazo mínimo de tres días y máximo de 10, la solicitud de vacancia debe ser declarada y aprobada por el Congreso con una votación no menor a los dos tercios del número de legisladores, es decir 80 miembros del Congreso.

"No creo que tenga éxito, simplemente es un gesto. (El argumento de incapacidad moral) no es fundamento para la vacancia y por otro lado no hay la correlación de fuerzas suficientes para llevarla a cabo en el Congreso", dijo a Reuters Sinesio López, profesor de la privada Universidad Católica de Perú.

El presidente García venció al izquierdista Humala en las elecciones del 2006 y asumió un mandato de cinco años, tras gobernar el país por primera vez entre 1985 y 1990.

La gestión de García, que no puede postular a una reelección inmediata, es aprobada por sólo el 29% de los peruanos según una encuesta publicada en marzo, debido a que la población aún no siente los beneficios del crecimiento económico del país.

Perú ha crecido a una tasa promedio del 6% en los últimos siete años, pero en el 2009 la economía se desaceleró y se expandió sólo 0,9%, golpeada por la crisis fiananciera internacional.

Para este año se espera un avance del 5,5%.

García, un fervoroso promotor de la inversión privada, ha respaldado las grandes inversiones privadas para apuntalar y sostener el repunte de la economía del país.

La política económica de García es frecuentemente criticada por Humala, temido por los inversionistas debido a su discurso opositor al libre mercado y quien alega que la gestión del actual gobierno no ha beneficiado a los más pobres del país.

Humala, quien tuvo el respaldo político del presidente venezolano Hugo Chávez en los comicios del 2006, marcha tercero en las encuestas de intención de voto para el 2011.

El sector minero es uno de los motores de la economía local y representa casi el 60% de las exportaciones del país sudamericano.

Perú es el sexto mayor productor mundial de oro, el segundo de cobre y el primero de plata.